Yolanda Díaz, acerca de Calviño: “Ella aboga por un enfoque de reducción y busca penalizar a los empleados”

La tonalidad se eleva entre la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, y la primera, Nadia Calviño, por la reforma del subsidio de desempleo, necesaria para que España pueda solicitar un nuevo pago de los fondos europeos.

Díaz ha aumentado el tono y ha acusado a Calviño, en declaraciones a la Sexta, de “proponer un modelo de reducción” y de “querer castigar a los trabajadores”. La titular de Trabajo ha presentado a Calviño como “ubicada” en el entorno de Fedea y otros centros de pensamiento de tendencia liberal que hablan de “subvenciones”, cuando la líder de Sumar asegura que hay que hablar de “derechos”. “Es una batalla ideológica” la que libran ambas ministras, en su opinión.

Díaz ha negado el argumento del Ministerio de Asuntos Económicos de que una disminución gradual del subsidio crearía empleo y ha dado por hecho que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ignorará las propuestas de Calviño que, además, se encuentra en plena carrera para poder irse en enero a presidir el Banco Europeo de Inversiones.

“¿Qué me quiere decir a mí la vicepresidenta económica, que no creamos 350.000 empleos porque la gente está percibiendo 480 euros al mes? No es verdad”, ha manifestado Díaz.

La líder de Sumar sostiene que el planteamiento de Economía -muy compartido por expertos- de que hay que reducir prestaciones para estimular la demanda de empleo “es acientífico”. Y ha añadido ha señalado que el 80% de las personas que tienen subsidio por desempleo no agotan esta ayuda. También ha atribuido a Calviño un intento de cambiar el sistema de sanciones en el cobro de prestaciones, porque “quiere castigar a los trabajadores”.

Pese a la dureza de su tono con una compañera del Ejecutivo, la ministra de Trabajo ha revelado que “no es éste el choque más potente que he tenido con ella”. Ha enumerado una larga lista “desde la primera subida del Salario Mínimo Interprofesional, a la legislación de riders, de empleadas del hogar”.

En todo caso, ha dado por hecho que habrá un acuerdo en el Gobierno de coalición teniendo en cuenta que “el competente” es el Ministerio de Trabajo y ha subrayado que Pedro Sánchez defiende ampliar el subsidio y extenderlo a más colectivos.

Sobre el SMI se ha mostrado dispuesta a que suba el próximo año un 3,8%: “Esto es el mínimo, porque la crisis de inflación es real. Tenemos que compensar la pérdida de poder adquisitivo”. Y en cuanto a los datos de paro y afiliación de noviembre, mejores que lo que suele ser habitual en esas fechas, ha afirmado que “son buenos, pero no nos podemos conformar”.

En coincidencia con la incertidumbre sobre los futuros planes laborales del Gobierno, Telefónica prevé un Expediente de Regulación de Empleo superior al previsto. Díaz se ha mostrado cauta sobre Telefónica, pese al importante número de bajas, y se ha limitado a asegurar que “estudiará” el plan de la operadora y que se reunirá con las partes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *