Xavi: “No me importa el marcador, lo que deseo es un equipo que respire vida”

“No tenemos el Barcelona de 2010. Me da igual el resultado, lo que quiero es un equipo con alma”, afirmó Xavi Hernández tras el partido contra el Almería. Sus palabras fueron duras y contundentes sobre el equipo. Los dos goles de Sergi Roberto fueron los únicos que lograron hacer olvidar al Barcelona su partido contra el último clasificado en LaLiga. “Necesitábamos la victoria. Hubiéramos preferido que fuera un partido más tranquilo, pero en estos momentos hay que ganar como sea”, explicó el jugador de La Masia después del partido. Fue un encuentro sufrido, con problemas de coordinación, presión y organización, además de pocos aciertos en portería. La falta de gol se ha convertido en una pandemia. Xavi Hernández señaló duramente: “Si nos falta efectividad, al menos debemos tener alma y agresividad. Tenemos que correr como animales o no llegaremos. Tenemos que darlo todo, o no ganaremos nada”.
El primer doblete de Sergi Roberto en toda su carrera se hizo realidad en un enfrentamiento donde brillaron por su ausencia los goles de Lewandowski, quien sigue en sequía. “No sé por qué fallamos tanto, pero lo bueno es que estamos teniendo ocasiones. Tenemos jugadores de mucha calidad y los goles acabarán llegando”, aseguró el capitán. Pero el problema del Barcelona no era solo el gol. El equipo ha concedido más goles (21) en 18 jornadas este año que en toda la temporada pasada (20). “Sergi Roberto es un ejemplo para todos. Es un gran capitán. De su manera, motivó a los jugadores durante el descanso. Es un líder”, explicó Xavi Hernández sobre su jugador. El capitán dio dignidad al brazalete en un partido en el que los 30 puntos de diferencia en la tabla se esfumaron. Incluso el Almería, que solo ha marcado 19 goles esta temporada y ha encajado 42, llegó ocho veces al área del Barcelona. “La primera parte fue inaceptable como entrenador. Se lo dije a los jugadores en el descanso. La falta de intensidad no es aceptable. Faltaba alma y contundencia”, contó Xavi.
Y debido a esa “falta de alma” en la primera parte, las pitadas reinaron entre los 34.471 espectadores del Monjutïc. Con una actitud pasiva, perdidos con y sin balón, nerviosos y sin movimientos colectivos, se dejaron llevar por la precipitación. “Entiendo las pitadas, pero también nos han apoyado. Puedo entender que la gente no esté contenta, pero ahora debemos estar más unidos que nunca. No podemos quedarnos atrás en LaLiga y esta victoria ha sido muy importante”, expresó Sergi Roberto. “No me gustan las pitadas, pero es normal. Por respeto al club y al escudo, siempre hay que darlo todo”, añadió Xavi.
La segunda parte mostró un cambio de actitud liderado por Ferran. Xavi buscó el alma perdida y dio el discurso más duro de su carrera: “En el descanso hablamos claramente en el vestuario. Y creo que funcionó. Me gustó la segunda parte. La intensidad de la primera y segunda parte no tienen comparación, y lo que tenemos que hacer es exigirles”. Para el entrenador catalán, el problema es la confianza: “Se bloquean, sienten presión y pueden llegar a asustarse por todo lo que se genera a su alrededor. Yo tengo que ser más exigente y más fuerte para que puedan rendir. Darlo todo. Esto es el Barcelona y no hay nada más”. A pesar de la contundencia de sus palabras, aseguró no estar enfadado. “No estoy enfadado, es lo que he visto”.
Ahora, después del amistoso del viernes 22 en Dallas, el equipo se descansa. “Llegan las vacaciones, que son necesarias para desconectar. Vendremos mejor”, explicó Sergi Roberto. Xavi resaltó sus palabras: “Estas dos semanas creo que nos vendrán bien para descansar, desconectar y prepararnos para 2024 con títulos”. Los tres goles del Barcelona y la victoria maquillan el sufrimiento contra el último clasificado. Pero las palabras de Xavi evidencian lo que el equipo carece.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *