Valeria, vivió en las calles durante 10 días después de ser expulsada de un centro de menores en España.

Llevaba encima una manta y una sudadera para el frío. A fines de noviembre, Valeria (nombre ficticio), una joven de 16 años nacida en Parla, esperaba a que se abrieran las puertas del centro de acogida de menores de Hortaleza para hablar con la directora. Según contó a EL PAÍS, durante más de 10 días había estado durmiendo en la calle, una información que pudo ser verificada por fuentes de la institución. Hasta mayo, ese edificio había sido su único hogar durante siete meses, después de haber llegado allí de la mano de la policía tras lanzarse desde un tercer piso para escapar de los maltratos de su familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *