Una banda de estafadores que cobraba 2.000 euros por aprobar el examen teórico de conducir ha sido arrestada en España.

La Guardia Civil y la Policía Municipal de Madrid han desmantelado un grupo que conseguía de forma fraudulenta licencias de conducción para luego venderlas a cambio de dinero, destacando que los suplantadores siempre aprobaban los exámenes. Según informaron los agentes en un comunicado el viernes, tenían suficiente conocimiento y aprobaban los exámenes teóricos, algunos incluso en tan solo seis minutos. En la operación fueron detenidas 18 personas en Madrid, A Coruña, Sevilla, Pontevedra y Murcia. Se registraron una casa en Ferrol, dos autoescuelas en Sevilla y Madrid, así como un bar en Madrid, donde se realizaban las falsificaciones. La banda obtenía tanto el permiso B (para vehículos de hasta 3.500 kilos) como el CAP (para camiones y autobuses) y también ayudaban a los conductores a recuperar los puntos perdidos. Uno de los detenidos fue arrestado mientras se presentaba a la prueba práctica después de aprobar la teoría gracias a esta red ilegal. Todo esto costaba entre 1.500 y 2.000 euros por licencia.
El sistema es un clásico en los exámenes: alguien que conoce bien la materia se presenta en lugar del examinando real, que no está preparado. Los suplantadores contactaban a través de redes sociales o por recomendación. Lo primero que pedían era la identificación del suplantado y entre 400 y 500 euros por adelantado. A continuación, se llevaba todo esto al bar colaborador en Madrid (ubicado en el barrio de Palomeras) donde se falsificaba el documento, ya sea cambiando solo la foto con personas parecidas al suplantado o mediante métodos menos sofisticados.
El caso es que los impostores aprobaban los exámenes con éxito y rapidez, tal como señala la Guardia Civil; a veces en solo seis minutos y en ocasiones realizando múltiples exámenes en diferentes puntos en una misma semana. Una vez aprobados falsamente, el impostor pagaba el importe acordado, entre 1.500 y 2.000 euros. Después, obtenía la licencia para realizar el examen práctico. Lo mismo ocurría con personas que asistían a cursos para recuperar el permiso de conducir después de haber perdido todos los puntos, aunque en este caso era necesario la participación de una autoescuela para emitir certificados de aprovechamiento de los cursos de sensibilización y reeducación, incluso sin haberlos realizado. Se registraron una autoescuela en Sevilla (El Pasaje) y otra en el barrio madrileño de Vallecas (Magnum Autoescuelas Go!) debido a su supuesta relación con esta red delictiva.
La operación fue llevada a cabo por agentes del Grupo Central de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (GIAT), junto con las Comisarías de Policía del distrito Puente de Vallecas y de Policía Judicial de Tráfico, ambos pertenecientes al Cuerpo de Policía Municipal de Madrid, con la colaboración de las Jefaturas Provinciales de Tráfico afectadas. Durante la operación se encontraron decenas de carnés de identidad falsificados, algunos de ellos dentro de una caja fuerte empotrada en la pared de una casa.
Ahora la Guardia Civil está localizando a aquellos que se han beneficiado de esta red para “valorar la revocación de las licencias de conducir de aquellas personas que las hayan obtenido a través de esta organización criminal”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *