Un grupo de empleados de Inditex se reúne en la capital de España para solicitar una ampliación de sus términos de empleo.

A ritmo de villancico frente al Zara de Plaza de España, alrededor de cincuenta personas se han manifestado hoy en el centro de Madrid para exigir igualdad entre los empleados de la multinacional de Inditex. Con pancartas y carteles, los trabajadores de la empresa creada por Amancio Ortega piden que no haya una distinción entre “empleados de primera y segunda” por pertenecer a diferentes centros. Además, los miembros del sindicato Comisiones Obreras reclaman una reunión con la dirección de la empresa para expresar su descontento. Los trabajadores de logística, que suman aproximadamente 8.500, demandan una mayor igualdad de derechos laborales con los de las plantillas de fabricación y tiendas. El sindicato advierte que si sus demandas no se atienden, continuarán las protestas y amenazan con una concentración de los trabajadores frente a la junta general de accionistas.

Hace unos meses, se produjo una manifestación similar en A Coruña, donde se encuentra la sede central de Inditex, pero como no ha habido cambios, los trabajadores han convocado una nueva concentración en el corazón de la Gran Vía en la capital. Dos furgones de la Policía Nacional han vigilado el desarrollo de la protesta, que no ha alterado la rutina habitual del centro de Madrid esta mañana. El sindicato Comisiones Obreras ha expresado su crítica ante la desigualdad existente entre los empleados de Inditex. Por ejemplo, en cuanto al permiso retribuido por fallecimiento, hay centros que tienen seis días y otros cuatro; algunos reciben una ayuda económica de 150 euros para guardería, mientras que otros perciben 200 euros; en relación a los permisos por matrimonio, hay quienes disfrutan de 16 días y otros de 18; también en cuanto a la compensación salarial para los trabajadores en incapacidad temporal, hay centros que reciben el 100% y otros no. La secretaria general de CC OO de Inditex Logística, Ainhoa Salvador, ha demandado igualdad en las ayudas sociales, los permisos retribuidos y la prejubilación frente a una de las principales tiendas de Zara. Además, ha acusado a otros sindicatos de utilizar esta reivindicación para defender sus propios intereses en lugar del interés común.

Source: EL PAÍS (Economía)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *