Un acontecimiento de vida en medio de la destrucción para honrar a Gaza en vísperas de la Navidad en Belén.

La imagen del Niño Jesús colocado sobre escombros en una iglesia de Belén (Cisjordania) representa un llamado a la paz en medio de una Navidad marcada por la guerra en Palestina. Durante la misa del domingo, el sacerdote Isaac Munther enciende las velas que rodean esta escena simbólica, mientras un niño y una niña observan. El religioso explica que esta representación es una respuesta a la devastación que sufren los niños, que son sacados de entre los escombros a diario, especialmente en Gaza. Su instalación tiene como objetivo concientizar sobre esta realidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *