Ucrania advierte que si no recibe ayuda financiera de Occidente, dos millones de empleados públicos se quedarán sin salario.

Ucrania requiere la ayuda financiera de sus aliados occidentales para mantenerse a flote económicamente. Sin una nueva inyección de fondos, el país se arriesga a no poder pagar los salarios de hasta dos millones de empleados públicos y perder las ayudas sociales para un millón de personas en el primer trimestre del año. Estas conclusiones provienen de un análisis sobre la situación de los presupuestos realizado por el gobierno ucraniano.
Es la jefa de la delegación de Bruselas y tiene experiencia previa en Moscú, donde se ocupó de asuntos relacionados con Rusia, Ucrania, Bielorrusia y otros países postsoviéticos. Aún sigue enfocada en la guerra en Ucrania, sobre la cual ha informado desde su inicio. Ha pasado la mayor parte de su carrera profesional trabajando en EL PAÍS y tiene especialización en temas de igualdad y sanidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *