¿Se está desacelerando el aumento de las tasas de interés?

Debe dar su consentimiento a las políticas de Youtube para poder reproducir el contenido solicitado.

Hace apenas dos meses, a finales de octubre de 2023, los gobernadores de los bancos centrales de la zona euro decidieron no aumentar más los tipos de interés oficiales. Se acordó en Fráncfort algo similar a una pausa (con mucha precaución en el sentido) después de 10 incrementos consecutivos del precio del dinero, que había pasado del 0% al 4,5% en tan solo 14 meses. Esta interrupción (lo que los analistas definen como una “meseta”, no un comienzo pronunciado de una disminución aún), que también han llevado a cabo tanto la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) como el Banco de Inglaterra, ha generado una expectativa optimista: podríamos estar ante el final de los incrementos de los tipos de interés.

De hecho, Yannis Stournaras, el gobernador del Banco Central de Grecia, describió aquella reunión como la más tranquila en mucho tiempo y sugirió que la política monetaria, efectivamente, podría haber alcanzado un punto de inflexión. Después de todo, la inflación parece estar desacelerándose tanto en Europa como en Estados Unidos.

En la reunión de mediados de diciembre, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, hizo hincapié en la moderación del entusiasmo. “No hemos discutido recortes de tipos”, dijo. Pero el BCE visualiza un cambio en el camino: según la institución, la inflación disminuirá “gradualmente” durante 2024, acercándose al objetivo del 2% en 2025.

La carrera al alza en Europa comenzó el 21 de julio de 2022, cuando el BCE aumentó los tipos de interés por primera vez en una década. Esta decisión siguió el ejemplo de la Reserva Federal, que ya en marzo había comenzado a aumentar los tipos, dejando atrás años de política monetaria muy expansiva. Así se puso fin a una época en la que, por ejemplo, los gobiernos de Alemania y España pudieron emitir deuda con tipos de interés negativos. Desde entonces, los tipos han aumentado casi verticalmente y han tenido un impacto muy diferente según de qué economía hablemos.

Por ejemplo, mientras que Estados Unidos, donde los tipos han alcanzado su nivel más alto en 22 años, ha mostrado una fortaleza inesperada y ha mantenido altos niveles de crecimiento económico y generación de empleo, en Europa la situación ha sido generalmente bastante diferente. El aumento de los tipos, junto con el mayor precio de la energía, ha provocado que economías tan importantes como la alemana hayan entrado en recesión durante 2023. Esa es una de las razones por las que el aumento de los tipos podría haber llegado a su fin.

La otra razón es que la inflación se está moderando, como se ha constatado en la última reunión en Fráncfort. Ahora las previsiones indican que es muy posible que se alcance pronto el objetivo deseado del 2% en Estados Unidos. Y en la eurozona, la inflación ha disminuido aún más, situándose en el 2,9% en los datos publicados a finales de octubre, la tasa más baja en dos años.

Las nuevas previsiones del BCE dan en parte la razón a los mercados. Los economistas de la institución han reducido sus previsiones de inflación media para este año del 5,6% al 5,4%; para el próximo año, del 3,2% al 2,7%; han mantenido en el 2,1% las de 2025 y han situado en el 1,9% las de 2026.

En cualquier caso, la carrera de los tipos de interés emprendida por los bancos centrales también ha tenido consecuencias considerables en los mercados, especialmente para varias empresas del sector tecnológico. Muchas de las compañías que basaban sus altas valoraciones en grandes expectativas de futuro han experimentado enormes caídas de las que no se han recuperado. Nos referimos a corporaciones como Shopify, Fiverr o Upwork. Si se confirma el fin de los aumentos de los tipos, esto podría darles un respiro. Y ni hablar si los tipos se corrigieran a la baja. En ese caso, el mercado de bonos y renta fija también podría beneficiarse en gran medida.

Se desarrollan todos los detalles de esto en el último video de “Si lo hubiera sabido”, el canal de información financiera de Mutuactivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *