Real Sociedad y Betis igualan en un partido igualado y lleno de cambios.

En un entorno que recuerda a la memoria de Aitor Zabaleta, el seguidor de la Real Sociedad asesinado hace 25 años cerca del estadio Vicente Calderón, el equipo de San Sebastián y el Betis empataron en un partido equilibrado, que en ocasiones se inclinaba hacia un lado del campo y en otras hacia el otro. El conjunto liderado por Imanol fue más agresivo, como corresponde al equipo local, pero los béticos mostraron solidez y determinación. Además, amenazaron el área de Remiro en varias ocasiones. En un principio, ambos equipos presentaron una propuesta atractiva, aunque el marcador se mantuvo en cero. El juego terminaba casi siempre en el borde del área y los porteros apenas tuvieron oportunidad de lucirse.
Después del saque inicial y el breve descanso en homenaje a Zabaleta, el partido se reanudó con un comienzo vertiginoso al estilo de la Real Sociedad, con llegadas al área de Rui Silva, aunque sin muchos remates. Pero el Betis respondió de la misma manera. Decidieron jugarle de la misma forma a su oponente. Abde comenzó a correr, Isco se fortaleció desde el mediocampo hacia adelante, se asoció con Ayoze y los txuriurdin encontraron un rival a su altura. Con menos ritmo de lo habitual, debido a la presión del Betis, el juego de la Real Sociedad disminuyó mientras el rendimiento de los verdiblancos mejoraba. Remiro pasó apuros alrededor del minuto 20, cuando los visitantes encadenaron varios ataques sin que la Real Sociedad pudiera liberarse de la presión. El balón rondaba el área, pero nadie tuvo la oportunidad de rematar.
Ambos equipos se alternaron las oportunidades constantemente durante la primera mitad, Rui Silva celebró un gol anulado por fuera de juego, y luego Abde corrió en el otro lado y lanzó un contraataque para que Willian José rematara con poco espacio ante Remiro. Fue un toma y daca, luego fue Zubimendi quien estrelló el balón en el poste con un tremendo disparo desde el borde del área. Kubo, bien marcado, aportaba menos desde la derecha que Oyarzabal desde la izquierda. Sus habilidades creativas fueron extrañadas.
Cada vez que la Real Sociedad tomaba una acción, el Betis respondía casi de inmediato, y viceversa, porque los dirigidos por Pellegrini también se encontraron con el palo en un disparo de Ayoze, quien recibió un pase de Isco desde atrás de la defensa. El equipo andaluz causó daño cuando el malagueño tomaba el control en el mediocampo, cada vez que Merino y Zubimendi se distraían. Sin embargo, la Real Sociedad persistió y una vez más Rui Silva vio frustrada su alegría de marcar un gol, ya que nuevamente se encontraba en fuera de juego al final de la primera mitad.
La disposición de ambos equipos no cambió al comienzo de la segunda mitad. Oyarzabal pudo marcar en un tiro libre que estrelló en el poste, pero el Betis continuaba sólido, serio en defensa y rápido cuando encontraba espacios. Una combinación entre Isco y Marc Roca fue desviada por Remiro cuando ambos equipos comenzaban a mostrar signos de cansancio y los técnicos ordenaban cambios.
En el Betis, la entrada de Diao al campo dio velocidad a su ataque. En su primera acción, se deslizó entre los centrales, pero le faltó experiencia para evitar la presión cuando remató. Sin embargo, comenzó a causar problemas con sus carreras, y la defensa de la Real Sociedad tuvo que tomar precauciones. La defensa del Betis estuvo en peligro en los minutos finales. Tomaron demasiados riesgos y pudieron pagarlo caro con una pérdida que Sadiq no pudo aprovechar debido a que se tropezó cuando ingresaba al área. El nigeriano, ya en tiempo de descuento, al igual que Silva en la primera mitad, también celebró un gol que fue anulado por fuera de juego.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *