Raúl González, CEO of Barceló, states that the tourism sector’s growth rate in Spain is not sustainable.

El CEO de Barceló Hoteles para Europa, África y Oriente Medio muestra cautela en sus previsiones para la industria turística en 2024. Después de dos años de aumentos récord, Raúl González considera que el crecimiento de dos dígitos en el sector no es sostenible a corto plazo. De hecho, afirma que los ingresos por habitación disponible (Revpar) están evolucionando de manera negativa. Sin embargo, la segunda cadena hotelera española en número de habitaciones tiene como objetivo superar los 500 millones de euros en 2024, después de haber logrado resultados récord en el año pasado (con un ebitda o resultado de explotación estimado de más de 400 millones de euros). Esto se lograría a través de una mejora generalizada en todas las áreas geográficas y un crecimiento superior al 23% del sector, según González.

La compañía de la familia Barceló, con un total de 290 hoteles en 30 países y 25 aperturas en el último año, planea invertir 400 millones de euros este año, la mitad en renovaciones y transformaciones y la otra mitad en la adquisición de nuevos activos. Actualmente, ya tienen proyectos identificados por valor de 260 millones. Su principal objetivo es Oriente Medio, donde ven un crecimiento significativo después de firmar un acuerdo con el fondo soberano de Omán (Onram) para abrir un hotel en Arabia Saudita con un socio local. También mencionan la importancia de estar presente en Arabia Saudita, ya que aspira a ser uno de los cinco principales destinos mundiales.

La cadena tiene como objetivo mantener el ritmo de aperturas del año pasado, inaugurando un hotel cada dos semanas. Tienen previsto abrir establecimientos en Marruecos, Capadocia (Turquía), Cabo Verde, Maldivas, Tailandia, Sri Lanka y España, donde ya inauguraron 12 el año pasado. Según el ejecutivo, están logrando crecer en nuevas ubicaciones sin perder dinero, lo cual no es común.

En cuanto a adquisiciones, el CEO predice que vendrán momentos más difíciles para el sector y esperan encontrar oportunidades a las que aprovechar, aunque reconoce haber adquirido más establecimientos en Marruecos que en España. Destaca que España se ha vuelto popular y se ha convertido en el segundo país del mundo en volumen de operaciones después de Estados Unidos, algo impensable hace 10 años.

Uno de los desafíos clave para la cadena es la escasez de personal. El ejecutivo afirma “Tenemos un grave problema de personal. También lo tuvimos el año pasado. Es un problema estructural. Tenemos que explicar las ventajas del sector y que, en términos de remuneración, no está mal pagado, de hecho, está por encima de la media de la actividad empresarial en España”.

Aunque el CEO de Barceló tiene una perspectiva optimista a largo plazo para el sector, cree que España perderá peso como mercado turístico en 20 o 30 años. “Tenemos que hacer un gran esfuerzo para penetrar en los mercados emisores de alto crecimiento. Todavía dependemos mucho de Alemania y el mercado británico”.

La redactora es especialista en Economía (empleo, gestión, educación, turismo, igualdad de género) y trabaja en el suplemento de Negocios. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS y ha trabajado anteriormente en La Gaceta de los Negocios, Cinco Días, Ranking, Mercado e Ideas y Negocios. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *