Protesta de los propietarios de perros de Barcelona en contra de la obligación de usar correa: “Requieren un desgaste de energía”

“Voy a salir de casa llevando las dos correas de mis perros en la mano, pero no los voy a atar. Los dejaré sueltos sabiendo que podría recibir una multa, pero estos animales necesitan gastar energía”, advierte Toni, residente del Poblenou, en el primer día en que entra en vigor la nueva norma municipal que obliga a los propietarios de perros a mantenerlos atados, excepto en las Zonas de Uso Compartido (ZUC).
Los espacios designados como ZUC son simplemente calles, plazas y parques en los distritos donde se permite el paseo sin correa durante ciertas horas.
En el parque de Poblenou, los perros de Toni, Rocky y Rox, corren de un lado a otro. Este espacio se ha clasificado como ZUC. Sin embargo, la carrera de estos perros incumple la norma: ambos están corriendo a las 10:30 de la mañana, media hora más tarde de lo permitido.
La mayoría de los dueños de perros, preguntados por EL PAÍS en las áreas de Poblenou y el parque de la Ciutadella, afirman desconocer la nueva normativa que prohíbe pasear sin correa por las calles de la capital catalana. Algunos admiten haber oído algo en la radio.
En el letrero aparece un mapa que delimita la zona y junto a él hay pequeñas indicaciones: “Espacio para perros sin correa en los siguientes horarios: De 6:30 a 10:00 y de 21:00 a 23:00”. En ninguna parte del cartel se advierte que el incumplimiento de esta norma puede resultar en multas que van desde 100 a 2.400 euros en el caso de perros potencialmente peligrosos.
El parque de la Ciutadella también es una zona ZUC con un horario un poco más amplio. Allí, los perros pueden pasear sin correa desde la apertura del parque hasta las 12:00, de 14:00 a 16:00 y de 20:00 a 23:00. A pesar de esto, algunos propietarios continúan paseando a sus perros sin correa fuera de estos horarios.
Ninguno de los dueños consultados por EL PAÍS afirmó que las nuevas Zonas de Uso Compartido cambiarán sus hábitos. “Ahora lo que tenemos que hacer es tener cuidado para continuar haciendo lo mismo de siempre sin que nos atrape la Guardia Urbana”, ironiza una propietaria de un pequeño caniche. La Rambla del Poblenou no es una zona ZUC y varios propietarios de perros han paseado a sus mascotas sin correa durante la mañana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *