Pakistán advierte sobre las “serias repercusiones” del ataque realizado por Irán el martes, el cual resultó en la muerte de dos niños.

Pakistán ha denunciado este miércoles la muerte de dos niños, así como tres niñas heridas, debido a un bombardeo aéreo realizado por Irán. El ataque ocurrió en la frontera entre ambos países y fue considerado “totalmente inaceptable” por Islamabad. Aunque Irán no ha ofrecido comentarios oficiales de inmediato, su agencia de noticias estatal Nour News informó que el bombardeo destruyó los cuarteles en Pakistán del grupo yihadista Yeish al Adl.

Un medio oficial publicó en la red social X: “Hace unos minutos, dos importantes cuarteles del grupo terrorista Yeish al Adl fueron atacados en Pakistán. Los cuarteles fueron destruidos con cohetes y drones”. Este grupo ha sido catalogado como terrorista por Teherán y ha llevado a cabo diversos ataques en el territorio iraní.

En la mañana del miércoles, las autoridades iraníes destacaron las buenas relaciones con Pakistán. El ministro de Interior iraní, Ahmad Vahidi, calificó las relaciones entre ambos países como “muy buenas y estrechas”. Durante la inauguración de la Primera Exposición Internacional de Exportaciones a Pakistán, Vahidi afirmó que “las fronteras de Irán y Pakistán han sido y serán fronteras de paz y amistad”.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán convocó al representante de Irán en Islamabad para protestar por lo que consideró “una violación injustificada de su espacio aéreo”. Advirtió que esta acción “es totalmente inaceptable y puede tener graves consecuencias”, ya que causó la muerte de dos niños e hirió a tres niñas. Irán había llevado a cabo ataques en el Kurdistán iraquí y en Siria en días anteriores.

El grupo yihadista Yeish al Adl, que se opone al Gobierno de Irán, confirmó que sus instalaciones en suelo paquistaní fueron bombardeadas por las Fuerzas Armadas iraníes. Según el grupo, las casas de algunos de sus miembros en las montañas de Baluchistán fueron atacadas con drones suicidas y misiles por parte de la Guardia Revolucionaria iraní.

Estas acciones se suman a las múltiples crisis en Oriente Medio, como la guerra entre Israel y Hamás en Gaza y los ataques de los rebeldes hutíes de Yemen en el mar Rojo, que han sido respondidos por bombardeos de Estados Unidos y sus aliados. Irán y Pakistán se acusan a menudo de apoyar a militantes para realizar ataques desde el otro lado de la frontera, aunque es poco común que las fuerzas oficiales de ambos países se enfrenten. Las explosiones ocurrieron en la provincia de Baluchistán, donde comparten una frontera escasamente poblada de casi 1.000 kilómetros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *