Mochilas, emojis y sustancias ilegales en el aeropuerto de Barajas en España.

El método era bastante simple, pero también efectivo. Bolsas cargadas con hasta 14 kilos de cocaína eran transportadas al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en las bodegas de aviones provenientes de distintas ciudades de Sudamérica. Tenían etiquetas de facturación a nombre de pasajeros ficticios, lo que garantizaba que nadie las reclamaría. Una vez en el aeropuerto, los empleados de una compañía encargada de gestionar los equipajes las encontraban utilizando los dispositivos de geolocalización que estaban junto a la droga y las sacaban de las instalaciones evitando los controles de …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *