Los traficantes de migrantes en España ejercen su dominio en aguas internacionales.

Los traficantes de drogas han estado poniendo en aprietos a las fuerzas de seguridad en España durante meses. La constante búsqueda de negocio ha llevado a varias organizaciones a utilizar lanchas para introducir inmigrantes de nuevo, lo cual dificulta su detención. El tráfico de drogas y personas se han entrelazado de forma intermitente desde 2018, pero lo que es novedoso ahora es la frecuencia. En lo que va de año, casi doscientas embarcaciones han dejado a cientos de personas en las costas españolas, una dinámica casi inexistente el año pasado. Además, los propietarios de las lanchas están empleando violencia contra sus clientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *