“Los refugiados del campo de Aida caen en la desesperación debido a la guerra: una tumba de sueños palestinos”

“Aida es una tumba de esperanzas para los palestinos”, describe Said Zain, de 25 años, vestido totalmente de negro. “Aquí solo hay dos opciones: volverse loco o volverse extremadamente imaginativo y creativo”. Él prefiere la segunda opción y es a lo que se dedica como psicólogo en el Centro de la Juventud en el campo de refugiados de Aida en Cisjordania. Su discurso expone una serie de desgracias con las que se encuentran a diario. Pero desde el inicio de la guerra el pasado 7 de octubre, el mundo de información al que tenía acceso se ha reducido drásticamente.”

Ha trabajado como periodista y fotógrafo en más de 30 países durante 25 años. Llegó a la sección de Internacional de EL PAÍS después de reportar durante un año y medio en Madrid y sus alrededores. Antes, pasó 22 años trabajando en el periódico Abc, ocho de los cuales fue corresponsal en el norte de África. Ha sido finalista del Premio Cirilo Rodríguez en dos ocasiones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *