Los números negativos de la renta agraria se transforman y experimentan un aumento del 11,1% en España.

La renta agraria en 2023 en moneda corriente aumentó un 11,1%, alcanzando los 31.931 millones de euros, según la estimación inicial del Ministerio de Agricultura. Estos datos contrastan con la disminución del 5,5% registrada en 2022 y representan un aumento del 6,5% con respecto a los 30.000 millones de euros de 2021, que era la cifra récord anterior. Este fuerte incremento se debe principalmente al aumento de los precios de los productos agrícolas que compensaron las reducciones en volumen, así como a la disminución de los precios de los insumos después de los fuertes incrementos del año anterior, con una demanda estable en términos de volumen. A esta situación se suman las ayudas extraordinarias de 600 millones de euros otorgadas por el gobierno para compensar los aumentos en los precios de los fertilizantes y el gasóleo.
El valor de la producción del sector alcanzó la cifra récord de 65.081 millones de euros, con un aumento de más de 2000 millones en comparación con el año anterior, debido a un incremento promedio de los precios del 12,1% y a pesar de una disminución promedio del 7,9% en el volumen de producción.
La producción vegetal experimentó una disminución del 11,7% en volumen y del 9,4% en precios, con una reducción del 3,4% en valor hasta los 37.741 millones de euros. Destacan las disminuciones en el volumen de cereales debido a la sequía en un 34%, en el vino en un 20% y en el aceite de oliva en un 58%. Esta disminución en el aceite se compensó con un fuerte aumento en los precios de hasta un 70%, mientras que en el caso de los cereales se sumó a la baja producción una caída de los precios del 24%.
En la producción animal, se registró una disminución del 2,5% en volumen con caídas generalizadas, del 7,2% en bovino, del 3,6% en porcino y del 1,1% en leche, mientras que aumentó un 5,5% en aves y un 2% en huevos. En términos de precios, el comportamiento fue muy favorable, con un incremento promedio del 16,3%, destacando el porcino con un aumento del 20,7% debido al efecto de las exportaciones; junto con la leche y los huevos, también con precios que aumentaron más del 20%. Como resultado, la producción tuvo un valor de casi 28.000 millones de euros, con un aumento del 13,4%.
En cuanto a los gastos en medios de producción, ascendieron a 32.155 millones de euros, con una disminución del 4,6% con respecto al año anterior. Estos resultados se deben a un ligero aumento en la demanda, solo un 0,7%, gracias al incremento del 18,9% en los fertilizantes, mientras que todos los demás medios disminuyeron, un 3% en semillas y un 0,4% en energía. En el lado positivo, se encuentra la disminución de los precios en un 5,3%, especialmente en la energía un 32% y el 27% en fertilizantes, después de los fuertes aumentos del año anterior y como resultado de la contribución de 600 millones de euros en subvenciones del Ministerio de Agricultura para el consumo de gasóleo y fertilizantes.
Se estima que las subvenciones totales gestionadas por el Ministerio, que incluyen los apoyos de la PAC, han aumentado un 4,8% hasta los 7.145 millones de euros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *