Los Mossos exigen al Barcelona que presente documentación sobre los pagos realizados durante la gestión de Bartomeu.

Los Mossos d’Esquadra acudieron el miércoles 13 de diciembre a las instalaciones del FC Barcelona. Los agentes solicitaron una variedad de documentos debido a una orden judicial que investiga presuntas irregularidades durante la gestión del expresidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu. La directiva actual llevó a cabo una auditoría de la gestión de su predecesor y denunció varios pagos y comisiones sospechosas. La policía catalana ahora está investigando si algunos de estos pagos constituyen delitos de administración desleal, apropiación indebida, falsedad contable o simulación contractual. Esta es la tercera causa que afecta a la gestión de Bartomeu en el Barcelona, quien también está siendo investigado por los pagos a Negreira, exvicepresidente de los árbitros, y por el Barçagate, como se conoce al caso de contratación de la empresa I3 Venture para llevar a cabo campañas difamatorias a través de las redes sociales.

Los agentes solicitaron en las oficinas del Barcelona documentación relacionada con supuestas comisiones por transferencias de jugadores, pagos sospechosos a bufetes de abogados o métodos para ocultar y fragmentar pagos, según informó El Periódico y confirmado por este periódico a través de fuentes de la investigación. El club informó de sus sospechas a la Fiscalía en enero del año pasado, y finalmente el Juzgado de Instrucción 16 de Barcelona ha abierto una investigación para esclarecer los posibles delitos económicos detrás de los hechos denunciados. La causa se encuentra bajo secreto de sumario.

La directiva actual del Barça explicó que la auditoría, llevada a cabo para determinar las razones de la precaria salud financiera del club, descubrió pagos irregulares que podrían haber ocasionado al club un perjuicio de 30 millones de euros. Entre las diversas irregularidades, los responsables del Barcelona señalaron comisiones exorbitantes a agentes, llegando hasta el 33%, como en el caso de la incorporación de Malcom en 2018. La auditoría, conocida como forensic, también detectó pagos a intermediarios que no pudieron ser justificados, así como un contrato con un agente extranjero del cual no se pudo comprobar ningún servicio prestado. También se mencionó el pago de 1,7 millones de euros a un bufete de abogados para llegar a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía.

En la extensa auditoría que ahora sirve de base para la investigación de los Mossos, el club también mencionó los 15 millones que el Barça pagó al Atlético de Madrid por el derecho de tanteo de dos jugadores, intercambios sospechosos de jugadores con el Valencia y la Juventus, así como indemnizaciones previas en caso de molestias por las obras del Espai Barça. El presidente actual, Joan Laporta, criticó especialmente el “modus operandi” utilizado por el equipo de Bartomeu, el cual al parecer consistía en evitar los controles internos y estatutarios que permitirían dividir facturas.

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha tenido secciones en la SER, TV3 y Catalunya Ràdio. Ha recibido un premio de la Asociación de Mujeres Periodistas por su tratamiento de la violencia de género.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *