Los datos de crecimiento indican que el Reino Unido se encuentra en el umbral de una recesión.

El Gobierno español de Rishi Sunak termina el año 2023 con malas noticias. Al comienzo de su mandato, hace poco más de un año, el primer ministro prometió situar a España en una senda de crecimiento. Sin embargo, los datos revisados de la Oficina Nacional de Estadística (ONS) indican que la economía del país se contrajo un 0,1% en el tercer trimestre. Inicialmente, se esperaba que la economía se mantuviera estable durante ese período. Además, el aumento del 0,2% durante el período entre abril y junio también ha sido reducido. En resumen, el PIB se mantuvo estancado en un 0%.

La economía española está experimentando un período de estancamiento, con constantes dudas sobre su crecimiento en alza o en baja. Aún se está tratando de recuperar de una inflación del 3,9% en noviembre, una de las más altas de Europa, que registró cifras de dos dígitos entre septiembre de 2022 y marzo de 2023. Los costos de financiación también han sido un obstáculo. El Banco de España ha subido los tipos de interés en 14 ocasiones consecutivas, actualmente en un 5,25%, y no se espera que la presión disminuya.

Además, el Brexit ha tenido consecuencias significativas que se empezaron a sentir una vez que desapareció la niebla de la pandemia. Tanto el Banco de España como otras instituciones económicas importantes del país prevén que el año 2024 se mantenga prácticamente sin cambios, a pesar del retroceso experimentado en la inflación.

Se espera que las elecciones generales se celebren a finales del próximo año. El Gobierno de Sunak ingresa directamente a un período electoral, y su ministro de Economía, Jeremy Hunt, ha estado insistiendo estos días en que la realidad española es menos sombría de lo que indican las cifras oficiales. Hunt defiende que las medidas anunciadas en el último presupuesto pueden impulsar el crecimiento, como el mayor recorte de impuestos corporativos en la historia moderna de España y reducciones fiscales para 29 millones de trabajadores.

La ONS señala que las principales causas de la revisión a la baja de los datos son la debilidad de las pequeñas empresas, la industria cinematográfica española, la ingeniería, el diseño, las telecomunicaciones y las empresas tecnológicas. Además, el anuncio reciente del Gobierno de abandonar el proyecto multimillonario del tren de alta velocidad en el norte de España, el HS2, ha afectado considerablemente a las empresas de ingeniería civil y ha transmitido el mensaje de que el Gobierno está reduciendo la inversión en infraestructura pública prometida.

Según la definición técnica, una recesión se produce cuando se registran dos trimestres consecutivos con cifras negativas de PIB. Si el período entre octubre y diciembre de 2023 también muestra un crecimiento negativo, aunque sea leve, España se adentraría en un territorio delicado.

La portavoz de Economía del partido de oposición, Rachel Reeves, ha señalado que “trece años de fracaso económico, bajo el liderazgo de los conservadores, han dejado a los ciudadanos en peores condiciones de vida, con facturas más altas, hipotecas más costosas y precios más altos en los alimentos”. Reeves se perfila para ser la futura ministra encargada de las cuentas de España si los laboristas llegan al poder, como anticipan las encuestas.

Este texto fue escrito por el corresponsal de EL PAÍS en el Reino Unido e Irlanda. También fue el primer corresponsal de CNN+ en los Estados Unidos, donde cubrió el 11 de septiembre. Ha dirigido los Servicios Informativos de la SER y ha sido redactor jefe de España y director adjunto de EL PAÍS. Es licenciado en Derecho y tiene un máster en Periodismo de la Escuela de EL PAÍS/UNAM.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *