Los coches de Tesla deberán pasar por una revisión en Estados Unidos debido a los inconvenientes de su sistema de conducción autónoma.

El sistema de asistencia a la conducción de Tesla no impide adecuadamente que el conductor se desentienda completamente del vehículo, según las autoridades de seguridad de Estados Unidos. Esto aumenta el riesgo de accidentes, por lo que el organismo regulador ha enviado una carta al fabricante de automóviles eléctricos para que llame a revisión a más de dos millones de vehículos y actualice su sistema. Esto abarca prácticamente todos los vehículos de Tesla que circulan por las carreteras estadounidenses.
La empresa liderada por Elon Musk deberá llamar a revisión a los vehículos Model S vendidos entre 2012 y 2023, los Model X de 2016 a 2023, los Model 3 comercializados entre 2017 y 2023, y los Model Y desde 2020 hasta 2023. Según las autoridades, el número potencial de vehículos afectados es de 2,031,220. El fabricante deberá actualizar el software de forma gratuita para los clientes.
La medida ha sido comunicada a través de una carta de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera (NHTSA, por sus siglas en inglés), dependiente del Departamento de Transporte. La llamada a revisión se produce después de una investigación de dos años de la NHTSA sobre una serie de accidentes ocurridos mientras se utilizaba el sistema de conducción parcialmente automatizado Autopilot. Algunos de estos accidentes fueron mortales. La autoridad de seguridad vial examinó inicialmente 956 choques en los que se alegó que Autopilot estaba en uso, y luego se centró en un subconjunto más reducido de 322 choques, que incluían choques frontales e impactos causados por una posible desactivación involuntaria del sistema.
En la notificación, se menciona que “en determinadas circunstancias, cuando el sistema Autosteer está activado, la prominencia y el alcance de los controles de la función pueden no ser suficientes para evitar que el conductor haga un mal uso de la función avanzada de asistencia al conductor”. En consecuencia, “cuando el sistema Autosteer está activado y el conductor no se hace responsable del funcionamiento del vehículo, no está preparado para intervenir en caso necesario o no reconoce cuando el sistema Autosteer está cancelado o no activado, puede aumentar el riesgo de colisión”.
El problema radica en que la dirección automática puede estar activada sin contar con un mecanismo de alerta efectivo para asegurarse de que el conductor presta atención y evitar que se desentienda, lo que puede llevar a un “mal uso previsible del sistema”.
La actualización del software limitará el uso del sistema Autosteer. Según los documentos de la llamada a revisión, “si el conductor intenta activar el Autosteer cuando no se cumplen las condiciones necesarias, la función alertará al conductor de que no está disponible mediante alertas visuales y acústicas, y el Autosteer no se activará”.
La NHTSA ha enviado investigadores a 35 accidentes de Tesla desde 2016 en los que se sospecha que los vehículos funcionaban con un sistema automatizado. Según informes, al menos 17 personas han perdido la vida en estos accidentes.
El supervisor se ha vuelto más agresivo en la persecución de problemas de seguridad en los vehículos Tesla, incluyendo una retirada del software de conducción completamente autónoma. En mayo, el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, del cual depende la NHTSA, afirmó que Tesla no debería llamar Autopilot a su sistema porque no puede conducir por sí solo.
En febrero, Tesla ya realizó una llamada a revisión de 362,000 vehículos debido a que el programa de conducción autónoma permitía que un vehículo “excediera los límites de velocidad o circulara de manera ilegal o impredecible en las intersecciones, lo que aumentaba el riesgo de accidentes”.
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto, y en el diario económico Cinco Días, del cual fue director.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *