Las condiciones climáticas en el final del año en España incluirán algunas precipitaciones en el extremo norte de la península y un incremento de las temperaturas.

Durante la Nochevieja y el lunes, 1 de enero, el clima en España seguirá siendo estable en la mayoría de las zonas, como ha sido habitual durante toda la temporada navideña. Según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), las lluvias se limitarán al extremo norte de la península y algunas áreas del oeste, especialmente Galicia. Las temperaturas subirán y el riesgo de heladas nocturnas y niebla disminuirá en el interior del país.

El sábado 30 se esperan nubes bajas, niebla en la madrugada y también en algunas zonas del oeste y centro de la Península, pero los cielos se irán despejando. En el resto del país estará soleado. Del Campo destaca que un frente rozará el oeste de Galicia y provocará algunas lluvias, pero nada significativo. Las temperaturas se mantendrán estables, con heladas nocturnas en el entorno de los Pirineos, centro y este del país, y alcanzando los 18° a 20° en las costas del Mediterráneo.

El domingo 31 es probable que el tiempo estable continúe en la mayoría de España, aunque un frente dejará lluvias en Galicia, las comunidades cantábricas y el noroeste de Castilla y León. Es posible que se formen nuevamente bancos de niebla en la mañana y las temperaturas disminuirán en muchas áreas del país, aunque subirán en la cuenca del Ebro y en las regiones mediterráneas. Se esperan heladas débiles en algunas zonas del interior, como Teruel con una temperatura mínima de -2°, mientras que en las ciudades de Murcia, Málaga, Castellón, Valencia y Barcelona los termómetros alcanzarán los 18° o 20° al mediodía.

La madrugada será fría, pero dentro de lo esperado para esta época del año. Habrá heladas en los Pirineos y heladas débiles en general en áreas del norte de la meseta y en las zonas altas del centro. Del Campo detalla que en León y Teruel las temperaturas bajarán hasta -1°, mientras que Sevilla y Córdoba tendrán una mínima entre 5° y 7°, Madrid, Badajoz, Bilbao y Alicante oscilarán entre 6° y 8°, y Barcelona, Cádiz, A Coruña y Málaga no bajarán de 10° o 12°.

Para el 1 de enero, hay incertidumbre respecto a las precipitaciones. Según el experto, es probable que un frente llegue a la Península y provoque lluvias, especialmente en Galicia y áreas cercanas de Asturias y Castilla y León. No se descarta que el frente se desplace hacia otras áreas del oeste y centro del país. Las temperaturas diurnas no experimentarán grandes cambios, superando los 15° en algunas áreas del sur de la península y en las costas del Cantábrico, y rondando los 20° en el Mediterráneo.

En los días siguientes, la incertidumbre es mayor. Es probable que lleguen frentes atlánticos que traigan lluvias, especialmente en Galicia, en las comunidades cantábricas, Castilla y León, y en algunas áreas del centro y de Extremadura, mientras que se espera un clima más estable en la costa mediterránea y en Baleares. Las temperaturas en general subirán, reduciendo en gran medida las heladas, y al mediodía podrían alcanzarse los 18° a 20° en el Cantábrico y más de 20° en las costas del Mediterráneo.

En Canarias, el clima estará completamente estable. Habrá cielos despejados, aunque no se descarta la presencia de calimas en las islas orientales. Las temperaturas subirán ligeramente, manteniéndose alrededor de los 16° a 18° en las zonas costeras durante la noche y rondando los 25° al mediodía.

La autora, redactora de la sección de Madrid, también se encarga de la información meteorológica. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra y ha cursado un máster en Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. Trabaja en EL PAÍS desde el año 2000, habiendo pasado por portada web, noticias de última hora y redes sociales, además de ser profesora en la escuela del periódico entre 2007 y 2014.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *