La vuelta incierta de Rafa Nadal

Sonríe Rafael Nadal en Brisbane, agasajado por los aficionados australianos y feliz de llegar adonde pretendía: por fin, el ansiado retorno. Ha pasado casi un año desde que su cuerpo se rompiera por última vez y le obligase de nuevo al viacrucis, expuesto por enésima ocasión a la encrucijada: seguir o no seguir, hacer o no un último intento para cerrar el largo viaje como pretendía, sobre las pistas, peloteando y, por encima de todo, compitiendo, que al fin y al cabo es lo que siempre le ha movido a ejercer ese esfuerzo extra que le diferencia. “Creo no me merezco…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *