La Policía Nacional ha desmantelado en Asturias y Galicia una organización criminal dedicada a la explotación sexual de mujeres procedentes de Brasil.

La Policía Nacional ha desmantelado una banda criminal que operaba en Asturias y Galicia y se dedicaba a engañar a mujeres brasileñas para explotarlas sexualmente. En esta operación se han liberado a seis víctimas y se ha detenido a los dos responsables. Los miembros de la banda engañaban a las mujeres con falsas ofertas de trabajo, pero una vez en España les exigían pagar una deuda de 10.000 euros que se incrementaba de forma exponencial con recargos por manutención, alojamiento y multas.

Según la Dirección General de la Policía, los explotadores tenían un control total sobre las víctimas. Les quitaban sus teléfonos y documentos, las encerraban en casas convertidas en burdeles y las amenazaban y maltrataban. Además, les suministraban drogas para ofrecer a los clientes. Las víctimas, mujeres y transexuales vulnerables, eran trasladadas de un lugar a otro, incluyendo ciudades como Orense, Vigo y A Coruña, donde también eran explotadas. Una vez que la banda consideraba que las mujeres habían pagado su deuda, las expulsaban y las dejaban abandonadas en España.

La investigación ha revelado una red criminal con lazos afectivos y familiares, y una gran infraestructura. Los miembros de la banda tenían roles específicos, como reclutar y recibir a las víctimas. Explotaban a mujeres y transexuales vulnerables, engañándolas con la promesa de un trabajo mejor remunerado que no era prostitución.

La operación, llevada a cabo en colaboración con la Policía Federal de Brasil, comenzó después de una denuncia presentada por la Asociación de Travestis y Transexuales de la provincia de Goiás, en la que se informaba de que mujeres brasileñas estaban siendo víctimas de trata con destino a España.

El operativo policial se saldó con la liberación de seis víctimas en Lugo, Oviedo, Zaragoza, A Coruña, Málaga y Brasil, y con el arresto de dos personas en Oviedo por delitos relacionados con la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, prostitución, salud pública, amenazas graves, blanqueo de capitales, derechos de ciudadanos extranjeros, falsificación de documentos y pertenencia a una banda criminal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *