La negligencia de mantener una puerta abierta y una serie de descuidos permitieron que el asesino fugara de la prisión de Alcalá-Meco en Madrid.

Una puerta que debía estar cerrada y la presunta negligencia de dos funcionarios de prisiones y varios agentes de la Guardia Civil están detrás de la fuga en el Centro Penitenciario Madrid II ocurrida en vísperas de Nochebuena. Según fuentes cercanas a la investigación citadas por EL PAÍS, Yusef M. L., también conocido como El Pastilla, de 20 años y originario de Ceuta, estaba encarcelado desde mayo como supuesto autor material de dos asesinatos por encargo en Algeciras (Cádiz)…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *