La comunidad universitaria de la UB exige la renuncia del vicerrector Jordi Matas debido a las supuestas acusaciones de acoso hacia una estudiante

Estudiantes, profesores y personal de la Universidad de Barcelona han exigido la renuncia del vicerrector responsable de Relaciones Institucionales, Comunicación y Política Lingüística, Jordi Matas, debido a un presunto caso de acoso a una estudiante. A pesar de que el campus investigó el caso, no se tomaron medidas disciplinarias al respecto. Una investigación de eldiario.es ha revelado los mensajes con tono inapropiado que Matas envió a la alumna en el año 2016, los cuales esta denunció ante la Unidad de Igualdad sin éxito. La UB ha decidido no destituir al vicerrector argumentando que se trata de “un caso cerrado”.

El trabajo periodístico ha sacado a la luz los mensajes de contenido sexual que Matas enviaba a la alumna, como por ejemplo “Hoy he vuelto a soñar contigo, nos lo pasábamos muy bien”. El vicerrector insistía en querer verla y reprochaba que no le prestara atención ni contestara sus mensajes en el móvil (“me pones triste”). Cuando la alumna intentó evitar que Matas fuera su tutor en el trabajo de fin de grado, este comenzó a acosarla. Sus compañeros crearon un grupo en Telegram para ayudarla a evitar al profesor. “Incluso llegamos a sacarla por la ventana del aula en algún momento”, recuerda uno de los testimonios recopilados en la investigación. Finalmente, la joven confesó su situación a otro profesor, quien la ayudó a presentar una denuncia ante la Unidad de Igualdad. A pesar de que se presentaron los mensajes de Matas como prueba, la investigación realizada por la universidad concluyó que “no se había producido ninguna conducta reprochable”, según un portavoz del campus.

Aunque la universidad considera que el caso está cerrado, la presión sobre Matas sigue en aumento. La Asamblea Feminista de la UB, compuesta por profesores y personal administrativo, ha pedido la renuncia del vicerrector, así como de otros cargos, como la exvicerrectora de Igualdad y el exresponsable de la Unidad de Igualdad, por su manejo del caso. En un comunicado, la asamblea critica la falta de perspectiva de género por parte de los servicios jurídicos de la UB al resolver conflictos de este tipo y solicita que se evite “la impunidad de los agresores”.

Unos 200 estudiantes se han concentrado en el patio de Letras este martes para condenar el caso y también para exigir la dimisión del catedrático. Al mismo tiempo, un grupo de profesores (seis hasta el martes por la tarde) ha firmado una carta abierta al rector de la UB, Joan Guàrdia, en la que solicitan una “investigación independiente” de los hechos y, mientras tanto, la destitución “preventiva” de Matas. Los docentes también piden una revisión “integral” de los procesos de evaluación en casos de acoso y muestran su “solidaridad” con las víctimas de acoso sexual y discriminación de género.

Por su parte, la UB considera que “el caso está cerrado”, ya que no se presentaron recursos por ninguna de las partes cuando se publicaron las conclusiones. De momento, el campus descarta el cese de Matas o la reapertura de la investigación, a pesar de la firme condena del rector Joan Guàrdia a los casos de acoso y agresión sexual en las universidades, expresada durante un evento hace unas semanas por el Día Internacional contra la Violencia de Género, el 25 de noviembre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *