Israel considera como posibles sospechosos a sus ciudadanos que han sido evacuados de Gaza.

Cuando Amira volvió a su país, no fue recibida por un comité de bienvenida. Esta mujer de 30 años y nacionalidad árabe-israelí llegó el 16 de noviembre a Taba, en la frontera entre Egipto e Israel, cerca del mar Rojo, acompañada de sus dos hijos de cuatro años y año y medio. Su marido y su madre se quedaron atrás, bajo los bombardeos, sin poder salir debido a que no tenían la misma nacionalidad. Amira vivió una odisea atravesando con sus niños una tierra devastada por la guerra hasta llegar a Rafah. Al llegar a Egipto, agotada, …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *