In Spain, there is a program in Catalonia aimed at combating depopulation by offering tax deductions of 1,000 euros to individuals who register as residents in rural villages.

La Generalitat ha hecho público hoy el Estatuto de Municipios Rurales de Cataluña con el objetivo de combatir la despoblación en las zonas rurales, donde viven 500.000 personas, lo que representa el 13% de la población de Cataluña. Estos son los ciudadanos que residen en municipios con menos de 2.000 habitantes. El proyecto de ley, que podría ser aprobado a principios de 2024, propone deducciones fiscales entre 750 y 1.000 euros para las personas que se muden a un municipio rural o una reducción del 20% para aquellos que compren, alquilen o rehabiliten una vivienda. Además, se establecerá un fondo de viviendas rurales y se aplicarán nuevas medidas para fomentar la construcción de viviendas en áreas no urbanizadas.
Este es un cambio legal que los alcaldes de estos municipios llevan años solicitando con el fin de dar más vida a las zonas rurales. De hecho, muchos pueblos con menos de 500 habitantes han desarrollado sus propias iniciativas para frenar la despoblación y ofrecer nuevas oportunidades a los migrantes refugiados, como el programa Oportunitat 500. Joan Solà, presidente de la Asociación Micropobles, ha celebrado la publicación del borrador, afirmando: “Es la primera vez en la historia que se presta atención a la parte más vulnerable de la estructura institucional de Cataluña”. Solà considera que el estatuto será “una herramienta para equilibrar el territorio” y brindará a los municipios con menos de 1.000 habitantes “la oportunidad de actuar en condiciones más justas”.
El proyecto, que podría implementarse en 2025, define como municipios rurales aquellos con menos de 2.000 habitantes y una densidad de población inferior a 150 habitantes por kilómetro cuadrado en la comarca. Para los pueblos con valores inferiores, el borrador los considera municipios rurales de especial atención. “Aceptamos el desafío de trabajar para hacerlo posible y presentaremos propuestas para contar con una herramienta aún más efectiva”, añadió el presidente de Micropobles.
David Rodríguez, secretario de Gobiernos Locales de Cataluña, afirmó que la creación de este estatuto brindará herramientas a los municipios rurales para promover el arraigo. “Tenemos un territorio profundamente despoblado. Este proyecto es pionero porque permite a la Generalitat regular normas que permitan a los ayuntamientos promover el arraigo”, explicó Rodríguez. Se trata del mecanismo rural de garantía, que evaluará el impacto de las futuras normas legales que el gobierno catalán ponga en marcha, como los planes urbanísticos o de vivienda, en el mundo rural.
Cataluña concentra el 87% de los ocho millones de habitantes en el área de influencia de Barcelona y en las grandes ciudades como Girona o Tarragona. De los 947 municipios catalanes, 580 son pueblos rurales con menos de 2.000 habitantes, donde reside el 13% de la población. De estos, 381 se consideran de especial atención debido al riesgo de desaparición.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *