In Spain, Puigdemont avoids discussing the terrorism accusation in his first appearance following the Supreme Court ruling.

En Ribesaltes, Francia, Carles Puigdemont, expresidente de Cataluña y eurodiputado, hizo una nueva presentación de su equipo en el Consell de la República, una entidad que él fundó y ahora preside con el objetivo de lograr la independencia de una república catalana. Esta acción ocurrió en medio de la investigación del Tribunal Supremo en España sobre su presunto liderazgo en el Tsunami Democràtic y su implicación en actos terroristas.
A pesar de la situación judicial que enfrenta y las negociaciones en curso para aprobar una ley de amnistía en el Congreso, Puigdemont evitó abordar el tema durante su discurso frente a seguidores independentistas. Se refirió tangencialmente a las acusaciones en su contra al ironizar sobre un supuesto regalo de un reloj de lujo, destacando que el trabajo en el Consell no se realiza por beneficios materiales.
En este contexto de incertidumbre legal, el exlíder catalán se mantuvo en silencio sobre la relación entre la investigación en su contra y las negociaciones parlamentarias para una posible amnistía. Esta postura de discreción también fue mantenida por su portavoz, Josep Rius, y se especula que existe la intención de proteger la posible ley de amnistía de las implicaciones legales activadas por la investigación judicial.
El número dos del Consell, Toni Comín, por otro lado, hizo referencia a la importancia de mantener el espíritu del referéndum de independencia de 2017, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional español. Subrayó la relevancia del Consell como garante de la voluntad expresada en el referéndum, al tiempo que reconocía la cambiante dinámica política y legal que rodea el exilio de líderes independentistas como Puigdemont.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *