En Valencia, la policía ha arrestado a dos individuos por darle un aspecto rosado a un tanque que estaba en exhibición en la feria para niños Expojove.

La Policía Nacional ha arrestado a dos individuos que treparon a bordo de un vehículo militar en la feria infantil y juvenil Expojove de Valencia, pintándolo de rosa en una muestra de protesta mientras sostenían carteles que decían “La guerra no es un juego” y “Las armas no educan”. Ambos fueron liberados bajo fianza pocas horas después.
Según un comunicado de la policía, las detenciones se llevaron a cabo porque ambos arrojaron pintura rosa sobre un vehículo de Reconocimiento y Combate de Caballería (VRCC) del Ejército, “causando daños al mismo”. Los detenidos, un hombre de 54 años y una mujer de 40 años, ambos de nacionalidad española, enfrentan cargos por vandalismo y contra las instituciones estatales, según la policía. Además, la Brigada Provincial de Información de Valencia continúa con las investigaciones y no descarta más arrestos.
Además de los dos individuos que subieron al vehículo, al menos otras tres personas mostraron pancartas mientras el público los abucheaba, alentados por el segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de València, Juan Manuel Badenas (Vox). Varios policías locales llegaron al lugar y detuvieron a los manifestantes para su identificación.
El grupo Antimilitaristes-MOC València ha emitido un comunicado en el que señalan que desde 2018, cada año, en la apertura de Expojove se ha manifestado en contra de la presencia de las Fuerzas Armadas y otras instituciones militares en una feria infantil y juvenil, argumentando que esto normaliza y apoya la resolución violenta de conflictos, contradiciendo los valores de paz, resolución no violenta de conflictos y diálogo que deben prevalecer en la educación de los jóvenes. Este año, debido al aumento de espacio y la presencia de armamento real y vehículos de combate, el grupo decidió intensificar su protesta realizando una acción de desobediencia consistente en arrojarse pintura rosa en forma de broma sobre la máquina de guerra expuesta en el stand militar. Según el comunicado, la pintura era ecológica, no tóxica y fácilmente lavable.
Antimilitaristes-MOC València considera “desproporcionados y absurdos” los cargos presentados contra la pareja de activistas y sugiere que podrían ser el resultado de la irritación causada entre los altos mandos militares por la acción contra el vehículo de combate, así como la reacción de algunos representantes del ayuntamiento, como el portavoz municipal de Vox y segundo teniente alcalde, Juan Manuel Badenas, y la propia alcaldesa de València, María José Catalá. El grupo les recuerda que la cultura democrática implica aceptar la protesta social como parte de una sociedad plural e inclusiva, y que la desobediencia civil y las acciones no violentas son una parte histórica de las democracias occidentales, constituyendo herramientas de participación social y política radicalmente democráticas.
Fuentes del Ayuntamiento de Valencia han anunciado su intención de presentar una denuncia contra los antimilitaristas. Asimismo, se denunció que se vendía material con simbología fascista en uno de los stands de Expojove, lo cual ha sido señalado por Compromís y el Ayuntamiento de Valencia, que es responsable de la feria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *