En Madrid, un residente dedicado a la fotografía enfrenta una posible condena de siete años en prisión por supuestamente cometer una agresión sexual después de una sesión en su domicilio.

La cita se programó a finales de octubre de 2018 en España. La mujer fue a la casa y estudio, ubicado en el centro de Madrid, para una sesión de fotos. El fotógrafo, famoso por sus imágenes de Polaroid, iba a ser el encargado de tomar las fotos. Ella llegó al mediodía y la sesión tuvo lugar tanto en la casa como en un parque cercano al barrio. Después, fueron a comer y regresaron a casa. Ambos coinciden en que tuvieron un encuentro sexual dentro de esas cuatro paredes, pero difieren en el consentimiento. Él afirma que fue consensuado, mientras que ella sostiene que fue una agresión porque se sintió intimidada cuando él se desnudó y la tocó. Este martes se llevó a cabo el juicio en la Audiencia Provincial de Madrid para determinar si se trató de una violación. Las acusaciones piden siete años de prisión, mientras que la defensa solicita la absolución.

Los relatos de la acusación y la defensa coinciden ya que hay pruebas gráficas de la relación sexual que tuvo lugar aquel día en la casa, pero interpretan las imágenes y videos de manera diferente. Él declaró este martes en el juicio que fue consentido, señalando que días después de la relación, ella le envió mensajes provocativos y que en una discoteca, la mujer se enfadó porque él le dio un mordisco mientras se besaban. Por su parte, la mujer afirma que en los videos de la casa no se ve resistiendo porque estaba “intimidada” después de que él se desnudara después de la sesión de fotos acordada, y que en la discoteca, fue el acusado quien la persiguió y llegó a romperle la ropa.

El camino hacia el juicio ha sido complicado. La primera jueza a cargo del caso no encontró indicios de agresión sexual y lo archivó. Sin embargo, la Audiencia Provincial ordenó reabrir el caso en una fecha posterior. Tanto la Fiscalía como la acusación particular consideran como veraz la declaración de la mujer y por eso solicitan siete años de cárcel por la agresión y una orden de alejamiento después de cumplir la pena. El Ministerio Público destacó que la denunciante sufre de estrés postraumático y que ha estado recibiendo tratamiento psicológico desde entonces. La mujer ha solicitado declarar detrás de un biombo para evitar cualquier contacto visual con el acusado.

El fotógrafo es especialista en fotografías de Polaroid y ha recibido varios premios y ha publicado libros con su trabajo. En Instagram, donde es muy popular, cuenta con casi 22,000 seguidores. Gran parte de sus fotos son imágenes callejeras y nocturnas, pero también hay una cantidad significativa de primeros planos de genitales cubiertos con objetos. El juicio quedó visto para sentencia este martes y se espera que el tribunal dicte su veredicto en los próximos días.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Redactora de la sección de Madrid, con el foco en los sucesos y los tribunales. Colabora en La Ventana de la Cadena SER en una sección sobre crónica negra. Realizó el podcast ‘Igor el ruso: la huida de un asesino’ con Podium Podcast.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *