En la feria infantil Expojove de Valencia, dos pacifistas dan un toque de color rosa a un tanque.

Dos individuos opuestos a la militarización se han subido a un tanque del Ejército en la feria Expojove de València y lo han cubierto de pintura rosa como protesta, al mismo tiempo que exhibían carteles con los mensajes: “La guerra no es un juego” y “Las armas no educan”.

Además, otras personas han sacado pancartas cerca del tanque mientras algunos miembros del público les mostraban su desaprobación al grito de “ahora lo limpiáis”. El segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de València, Juan Manuel Badenas (Vox), ha animado a los abucheadores, mientras que un grupo de policías locales ha llegado al lugar y ha detenido a los manifestantes para su identificación.

Posteriormente, fuentes del Ayuntamiento de València han informado de que ambos activistas han sido identificados y puestos en libertad de inmediato. Además, han confirmado que se presentará una denuncia contra ellos por estos incidentes. Por su parte, fuentes del Ejército de Tierra no han querido hacer comentarios sobre lo sucedido.

El motivo de esta manifestación se debe a la presencia del Ejército en la nueva edición de Expojove, que ha sido considerada como una “militarización” y “belicismo”. Esta decisión ha sido criticada por partidos de la oposición como Compromís y PSPV. Antes del incidente, ambos partidos ya habían censurado a la alcaldesa de València, María José Catalá, por permitir la presencia de un tanque en un recinto destinado al ocio infantil y juvenil.

La concejala del PSPV, Nuria Llopis, ha afirmado que esta exposición militar “no es apropiada” y que el gobierno anterior “apostaba por convertir la ciudad en la capital verde de Europa y por una Navidad sin ideología para los niños”. De manera similar, el concejal de Compromís, Pere Fuset, también ha expresado su descontento por “priorizar el conflicto en un entorno para niños en lugar de promover la concienciación sobre el cambio climático”.

Por otro lado, la alcaldesa ha expresado ante los medios de comunicación que “las fuerzas y cuerpos de seguridad merecen reconocimiento” en eventos como este, y que “las personas que nos protegen no solo merecen respeto, sino también visibilidad”. Catalá ha afirmado que estas fuerzas de seguridad deben estar presentes en Expojove, dado que son personas con una vocación de servicio público que nos protegen a todos y merecen reconocimiento.

Por su parte, la portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de València, Papi Robles, ha denunciado públicamente la presencia de material con simbología fascista a la venta en uno de los stands de Expojove y ha exigido a la alcaldesa que lo retire, ya que ella es la responsable de esta feria, organizada por el Ayuntamiento.

Robles, quien también ha criticado que el gobierno municipal del PP y Vox exponga material bélico como tanques de combate en Expojove, ha declarado en un comunicado que una feria infantil no es el lugar adecuado “para exhibir tanques, y mucho menos banderas franquistas”, como las que se encuentran en los pines a la venta en el recinto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *