En Gaza, el ejército israelí admite haber causado la muerte de tres rehenes “por accidente” durante una operación.

Durante un enfrentamiento en Shuyaia, al norte de Gaza, los militares israelíes confundieron erróneamente a tres ciudadanos israelíes secuestrados como una amenaza. Como resultado, los soldados dispararon y los tres murieron. Las Fuerzas Armadas de Israel reconocieron este trágico incidente el viernes, admitiendo que abatieron a tres de los 132 secuestrados que aún quedaban en la Franja desde el 7 de octubre. Después del incidente, los soldados llevaron a cabo búsquedas y controles en la zona y surgió la sospecha de que los cadáveres no pertenecían a milicianos palestinos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *