En España, las letras a tres meses de El Tesoro ofrecen un rendimiento del 3,62%, el más alto desde noviembre de 2011.

Los inversores siguen interesados en las letras del Tesoro. Hoy se han colocado 1.741,97 millones de euros en la última subasta del año, de bonos a tres y nueve meses. Su comportamiento ha sido mixto. Mientras que la rentabilidad de las letras a tres meses ha aumentado, la remuneración ofrecida para las letras a nueve meses ha disminuido, según datos del Banco de España.

En concreto, se han colocado 398,88 millones en letras a tres meses, con una demanda mucho mayor de 1.643,98 millones. La rentabilidad ofrecida ha sido del 3,62%, por encima del 3,58% anterior y el valor más alto desde noviembre de 2011. En cuanto a las letras a nueve meses, se han adjudicado 1.343,09 millones de euros, con una demanda por parte de los inversores de 3.273,9 millones. El interés en este caso ha disminuido en comparación con la subasta de noviembre, siendo del 3,510% en esta ocasión. En total, la demanda ha duplicado lo adjudicado, con solicitudes de 4.917,88 millones de euros.

Las emisiones de deuda del Tesoro en 2023 alcanzarán los 256.930 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,2% respecto a lo estimado para 2022. Sin embargo, la cifra final estará por debajo de lo previsto inicialmente. El mes pasado, la vicepresidenta primera del Gobierno y Ministra de Economía, Nadia Calviño, anunció que España reduciría su deuda prevista para 2023 en 5.000 millones de euros debido a la mejora de las perspectivas económicas.

Esta subasta se ha llevado a cabo en un contexto en el que los hogares y las instituciones sin fines de lucro están aumentando su inversión en letras en busca de rendimientos que los depósitos bancarios no ofrecen. La posesión de títulos ha pasado de 99 millones de euros en septiembre de 2022 a 21.352 millones en este mismo período del año. Esto implica un aumento de la cuota de un 0,1% al 30%.

Las compras de los hogares superan a las realizadas por los inversores extranjeros (18.704 millones), las instituciones financieras (11.054 millones), las sociedades no financieras (6.426 millones) y las Administraciones Públicas (3.732 millones).

El aumento de los intereses, impulsado por las subidas de las tasas de interés por parte del Banco Central Europeo, ha llevado a un aumento del interés de los inversores por los bonos españoles.

El autor es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Comenzó su carrera periodística en varios medios locales y luego se unió a Capital Radio y posteriormente a ElConfidencialDigital. Es graduado en Periodismo por la Universidad Complutense y tiene un Máster en Periodismo UAM-EL PAÍS.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *