En 2023, la industria hotelera se recupera y alcanza los mismos niveles que antes de la pandemia en España.

La hostelería continúa en crecimiento y se acerca a los niveles previos a la pandemia. A pesar de sufrir una pérdida de rentabilidad, el sector cerrará el año con un crecimiento anual del 5 al 10%. Según el Anuario presentado por Hostelería de España, se afiliaron a la Seguridad Social más de 90.000 trabajadores en comparación con el año anterior. La entidad prevé que el próximo año los turistas buscarán más calidad en comparación con años anteriores.

El informe muestra que este año se ha recuperado la situación previa a la pandemia, superando en la primera mitad del año las cifras logradas hace cuatro años en la mayoría de los indicadores. Estos buenos resultados se deben principalmente a la fuerte demanda nacional y extranjera experimentada en estos meses. Aunque el ritmo se ha moderado en la segunda mitad del año, se han registrado incrementos significativos.

Uno de los principales problemas del sector ha sido el aumento de la inflación debido a la guerra de Ucrania, lo que ha llevado a un aumento generalizado de los costes de energía y materias primas. Por otro lado, los alojamientos también han experimentado un repunte positivo debido al crecimiento de los viajes, el ahorro acumulado durante la pandemia y el aumento de llegadas de extranjeros.

El presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, ha destacado el buen momento del sector “a pesar de la pérdida de poder adquisitivo debido al aumento generalizado de los precios”.

La facturación media hasta septiembre de 2023 ha experimentado un aumento del 11% en comparación con el año pasado. Tanto la restauración como los servicios de alojamiento han mejorado notablemente, con incrementos del 9,2% y del 14,4%, respectivamente.

En cuanto al empleo, se han alcanzado récords con más de 1,9 millones de trabajadores contratados en julio y agosto. En el sector de alojamiento, el aumento ha sido del 8,9% en comparación con el año anterior (que equivale a 31.000 afiliados), y en la restauración ha sido del 4,5%, con cerca de 60.000 trabajadores más.

A pesar del aumento de las ventas, los márgenes no han incrementado según el texto. El informe destaca que el aumento de los precios ha sido menor al de los alimentos.

El próximo año la hostelería se enfrenta a muchas incógnitas, como la evolución del empleo, los tipos de interés y el contexto geopolítico. También se espera un cambio de modelo hacia un turismo que valore más la calidad de los servicios tanto por parte de los turistas nacionales como extranjeros.

Se espera una ralentización para el próximo año, con un crecimiento previsto entre el 2% y el 4% en comparación con 2023.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *