El Sevilla se despide de Europa

El Sevilla se despide de Europa. Su actuación en la Champions ha sido horrible, sin conocer la victoria y despidiéndose con dos empates y cuatro derrotas. Como colista de su grupo, solo le valía ganar en Francia para jugar en la Liga Europa. Los pequeños detalles siempre juegan en contra de un equipo que se esfuerza pero muestra una gran debilidad en defensa. El Lens lo derrotó con dos goles en dos disparos a puerta, uno de ellos de penalti. Estos errores tan infantiles que se repiten no son mala suerte, sino falta de calidad. El equipo se empeña en dar facilidades al rival, arruinando todo lo decente que había logrado antes.

Ni siquiera Sergio Ramos, una leyenda capaz de hacer un penalti estilo Panenka para empatar después de fallar su primer intento y mandar callar a todo el estadio, pudo rescatar al Sevilla. Samba se adelantó y el lanzamiento se repitió. Incluso con el Sevilla volcado, Sergio Ramos tuvo una clara oportunidad en el minuto 94 para hacer el 1-2. Hubiera sido demasiado bonito en esta temporada tan desafortunada. Pedrosa, uno de los mejores del Sevilla, perdió el balón y Fulgini, como en la ida, acabó con las esperanzas del equipo andaluz en Europa. Diego Alonso lleva ya 11 partidos sin ganar entre Liga y Champions. Su tiempo en el banquillo del Sevilla está llegando a su fin. Habrá que esperar a las próximas horas. Quince años después, el Sevilla cae en una fase de grupos.

El primer tiempo del Sevilla fue un oasis en medio de la tormenta en la que se encuentra. Fue un equipo al menos ordenado, que dominó a un Lens acobardado, al que le bastaba el empate para conseguir el tercer lugar. El Sevilla mostró un orden defensivo con tres centrales, a pesar de las 14 bajas que tuvo para enfrentar el partido en el frío y lluvioso norte de Francia. Incluso con un ritmo lento y poca contundencia, el Sevilla fue el único equipo que dio señales de vida. Aunque desperdició ocasiones como un tiro libre indirecto dentro del área a los siete minutos por cesión al portero Samba, que solo tuvo que intervenir después de un gran disparo de Rakitic a los 29 minutos. Fue la oportunidad más clara del Sevilla en el primer tiempo, que dependió de las pinceladas de calidad de Rakitic y de la solidez de Soumaré y Sergio Ramos. Sin embargo, faltó profundidad y juego entre líneas para superar a un rival entregado.

Luego llegó el error de Soumaré y el primer gol del Lens de penalti. Sergio Ramos lo marcó estilo Panenka, pero su mítica acción no pudo evitar la caída de este Sevilla tan débil que siempre le da vida al rival. “Estamos destrozados. Es una noche dura y muy difícil. A pesar de la derrota, hicimos un partido completo. Debemos estar orgullosos de los que vinimos. Podemos mirarnos a los ojos cuando entremos en el vestuario”, afirmó Sergio Ramos, quien anotó su gol número 18 en la Champions y se convirtió en el defensa con más goles en la historia de la competición. “El equipo apoya al entrenador al cien por cien”, agregó Gudelj.

“Estoy muy fuerte para revertir la situación. Sin duda, me veo ante el Getafe y siento el respaldo de los jugadores y de todo el club”, afirmó Diego Alonso. “El fútbol está siendo muy cruel con nosotros”, añadió.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *