El Madrid consigue una victoria fácil en Belgrado

No hubo color en Belgrado y el Madrid, después de superar un listón con suficiencia, sumó una victoria más, que le mantiene en lo más alto de la tabla. Nadie había ganado catorce veces en los primeros quince partidos de la fase regular de la Euroliga.
Al equipo madrileño le costó lo justo arrancar en el Stark Arena de Belgrado para distanciar al Estrella Roja y sumar otro triunfo, un día más en la oficina. El equipo de Chus Mateo empezó a hacer lo que quiso a partir del segundo cuarto, cuando con el marcador igualado, apareció Poirier para anotar tres canastas seguidas y empezar a marcar las diferencias. No tuvo casi nada más que hacer un equipo serbio que jugaba deslavazado, a impulsos de Hanga, el mejor en el primer cuarto, y Teodosic. Cuando desaparecieron, bien defendidos por el Madrid, su equipo ya no supo qué hacer, porque ni Bolomboy ni Gedraitis aportaron nada.
Como desde fuera no anotaba el Estrella Roja, y en la zona mandaban los pivots del Real Madrid, el partido se acabó mucho antes de que Chus Mateo ordenara a sus hombres ataques más largos. Los últimos minutos se convirtieron en un correcalles, con el pabellón, bullicioso de por sí, totalmente mudo.
A seis kilómetros del escenario de la victoria del Real Madrid, el Baskonia perdió frente al Maccabi (89-81), en una cancha vacía, la del Aleksandar Nikolic Hall, exilio del equipo israelí durante el conflicto de Gaza. En un partido igualado de principio a fin, aunque el marcador pueda reflejar algo diferente, los dos equipos tomaron la alternativa a ratos, aunque los minutos finales penalizaron a los vitorianos. Esta vez los puntos de Howard (19), no fueron suficientes para sumar una nueva victoria a la racha de Ivanovic.
Por su parte, el Barcelona cayó (74-70) ante un rival menor, el Alba Berlín, tal vez por un exceso de confianza que se tradujo en un mal comienzo del segundo tiempo, después de haber dominado el primero. Ni siquiera el vértigo que le entró al equipo alemán en los instantes finales, en los que el Barça enjugó la diferencia para ponerse a tres puntos, sirvió para arreglar al final lo que se estropeó en medio. Laprovittola y Kalinic pudieron igualar el partido en el último minuto, pero sus triples a la desesperada no entraron. Sujetaron los nervios los hombres de Israel González y amarraron su tercera victoria de la temporada. El Barcelona se queda a cuatro triunfos del Madrid.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *