El juez desestima la demanda presentada por la federación catalana de vela contra la Ufec.

La demanda de la Federación catalana de vela (FCV) contra la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (Ufec) ha sido rechazada por la justicia. La FCV reclamaba 73.000 euros debido a una deuda relacionada con la gestión del Barcelona Internacional Sailing Center (Bisc), un centro deportivo de vela. El juez ha determinado que la Ufec no obtuvo ningún enriquecimiento injusto. Tras esta sentencia favorable, la Ufec ha afirmado en un comunicado que cumple con todas las normas de transparencia, cumplimiento normativo, auditoría de cuentas y buen gobierno.

La FCV acusó al presidente de la Ufec, Gerard Esteva, de engañar a la federación para obtener beneficios personales o de falsificar la contabilidad de la Ufec en la explotación del Bisc. Esteva, quien anteriormente había presidido la FCV, transfirió la gestión del centro a la Ufec cuando asumió la presidencia de esta entidad. Según los demandantes, Esteva intentó devolver la explotación de la instalación a la FCV después de su cierre con pérdidas, a cambio de que la federación asumiera el 50% de las deudas. La FCV alega que Esteva presionó a los dirigentes del FCV retrasando los pagos de las subvenciones pendientes y que la federación se vio obligada a soportar las pérdidas debido a su situación económica precaria. La FCV considera que la Ufec falsificó su contabilidad al presentar un beneficio de casi 300 euros en su explotación, cuando las pérdidas superaban los 146.000 euros, según había comunicado la propia Ufec. Por su parte, la Ufec sostiene que su objetivo era ayudar a la federación a gestionar los costes de una gran instalación.

La justicia ha fallado a favor de Esteva. La sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 12 de Barcelona establece que la acción está caducada debido a que han transcurrido cuatro años desde el contrato de liquidación acordado entre la Ufec y la FCV en 2017. El documento también señala que la FCV conocía las pérdidas en la gestión del Bisc al negociar las condiciones de la liquidación, por lo que no es aceptable que ahora alegue desconocimiento de las circunstancias que fundamentan su demanda hasta 2017.

Los testimonios admiten que se aplicó una contabilidad segmentada y que las pérdidas se distribuyeron entre los diferentes centros, pero el juez considera que no se ha demostrado la existencia de un error o un enriquecimiento injusto. Además, el texto destaca que el actual presidente de la FCV, Xavier Torres, podía conocer los datos contables de la Ufec, ya que también formaba parte del Consejo Directivo de esta entidad.

Fuente: EL PAÍS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *