El Gobierno argumenta la negativa de otorgar el permiso de residencia a la activista saharaui Aminatu Haidar.

El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Martín, ha confirmado este jueves que ha denegado la renovación del permiso de residencia a la activista saharaui Aminatu Haidar tal como adelantó EL PAÍS. “Lo que hace la Delegación es cumplir la normativa, pero si las personas que solicitan [el permiso de residencia] la incumplen, no queda más remedio que denegar esa solicitud”, ha alegado, sin ofrecer más detalles.

Según la letrada de Haidar, la activista saharaui tenía permiso de residencia en España desde hace 16 años y lo renovaba periódicamente sin problemas. El 25 de enero del año pasado le caducó dicho permiso y el 24 de febrero, dentro del plazo de 90 días que establece la normativa, presentó telemáticamente la solicitud de renovación en el registro de la Subdelegación del Gobierno en Jaén, donde estaba empadronada.

Sin haber recibido aún respuesta, en mayo de ese mismo año solicitó que se trasladara su expediente a Madrid, donde se había afincado para atender sus problemas de salud. El traslado fue aprobado el mismo día, pero la sorpresa llegó un año después. En mayo pasado, la Delegación del Gobierno en Madrid le notificó que le denegaba el permiso de residencia por haberlo solicitado fuera de plazo, al entender que la petición databa de mayo de 2022 ―cuando se trasladó el expediente― y que había superado el plazo de tres meses para solicitar la renovación una vez caducado el permiso vigente. “Lo recurrimos y, para nuestra sorpresa, nos han dicho que no”, relata la abogada. “Tenemos todos los justificantes, pero está claro que es una decisión política”, concluye.

También la propia Aminatu, en declaraciones a El Independiente, ha atribuido este “actuación gravísima” a una “medida política”. “Hoy me siento nuevamente víctima de una complicidad hispano-marroquí”, ha añadido.

La activista protagonizó una huelga de hambre de 32 días en el aeropuerto de Lanzarote en 2009, después de que las autoridades marroquíes no la dejaron entrar en su país porque en la casilla de nacionalidad puso “saharaui” y no marroquí en el formulario de entrada. Tras una intensa campaña internacional, consiguió regresar a su casa de El Aaiún.

La negativa a prorrogar el permiso de residencia a Haidar, que la deja en situación irregular y con posibilidad de ser expulsada en cualquier momento, ha llegado ya al Congreso.

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha presentado una batería de iniciativas en el Congreso y el Senado en la que pide al Gobierno que rectifique su decisión y “reconduzca su política” en el Sahara Occidental, tras respaldar el plan de autonomía marroquí frente al referéndum de independencia. Para el BNG, “la decisión del Gobierno ha causado repulsa, indignación e incomprensión en el conjunto de la sociedad”, ya que Haidar es conocida “por su amplia trayectoria como defensora de la causa de un Sáhara independiente, habiendo padecido personalmente la represión, torturas, detenciones arbitrarias y hasta una desaparición forzada.

Por su parte, la Unión Progresista de Fiscales (UPF) ha difundido una carta abierta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que califica de “indignante e injusta” la decisión de privar de la residencia en España por razones humanitarias a Aminatu Haidar. “Resulta inmoral desde todo punto de vista, razón por la que solicitamos su reconsideración y revocación”, concluye.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *