El fundador del grupo financiero Herrero Brigantina está bajo custodia de la Policía Nacional por cargos de estafa.

La Policía Nacional de España detuvo el viernes pasado en Madrid a Juan González, fundador del grupo financiero de Ponferrada (León) Herrero Brigantina, por presunto delito de estafa, según confirman fuentes policiales.

El arresto se produce nueve meses después de que EL PAÍS revelara las supuestas irregularidades e impagos de este conglomerado empresarial, que planeaba salir a Bolsa y ofrecía productos de inversión con una rentabilidad de hasta el 50% en diez años.

González fue puesto en libertad con cargos y medidas cautelares el viernes, en el marco de una causa judicial que se mantiene secreta y que no es la misma investigación que lleva a cabo el Juzgado Central de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional, a cargo de Santiago Pedraz, según fuentes jurídicas y policiales.

Pedraz aún no ha decidido si asumirá las pesquisas, ya que está a la espera de un informe de la Fiscalía presentado este miércoles, que recomienda no transferir la causa a este tribunal, según informan fuentes de la Audiencia Nacional.

Desde hace más de un año, cuando un juzgado de Salamanca comenzó a recibir varias denuncias por estafa contra el conglomerado leonés, las acusaciones contra esta compañía no han dejado de crecer. La empresa se dedica a la comercialización de productos de inversión, planes de pensiones, hipotecas y préstamos, y afirma haber captado a 35,000 clientes en Europa, incluyendo pymes, autónomos y familias.

Según reveló EL PAÍS, Herrero Brigantina utilizó el aval de las aseguradoras Axa, Plus, Ultra y Generali sin permiso para promocionar sus productos de inversión, y supuestamente recaudó más de 40 millones de euros entre 2021 y 2022.

La UDEF de la Policía Nacional empezó a investigar el entramado empresarial de Herrero Brigantina en julio pasado, después de que muchos clientes denunciaran impagos y retrasos en el cobro de sus inversiones. Algunos casos involucran presuntas estafas de hasta 300,000 euros por cliente. Otros inversores se quejan de no haber recuperado su dinero después de solicitar el rescate de su capital con un preaviso de 30 días.

Los agentes del área de fraude financiero de la UDEF interrogaron a antiguos empleados, personas relacionadas con la empresa y clientes, con el objetivo de investigar la compleja estructura societaria que, según la investigación, tiene sedes en Londres, París, Miami, Ámsterdam y Hong Kong.

Según fuentes cercanas a la investigación, los investigadores analizaron la base de datos de clientes de la compañía y algunos de sus productos estrella, como el Top 25, un unit linked que ofrecía una rentabilidad del 25% en cinco años y con el que Herrero Brigantina logró colocar 13 millones en tres meses.

La labor policial se suma a las advertencias hechas hace diez meses por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones del Ministerio de Economía, que señaló a seis empresas del conglomerado Herrero Brigantina por operar sin autorización como aseguradoras o empresas de distribución de seguros. Desde su supuesta sede en Madrid, en una planta de la Torre Europa, una secretaria admitió al periódico que la firma no tenía oficinas físicas en ese lugar.

Periodista de la sección de Investigación. Licenciado en Periodismo por el CEU y máster de EL PAÍS por la Universidad Autónoma de Madrid. Tiene dos décadas de experiencia en prensa, radio y televisión. Escribe desde 2011 en EL PAÍS, donde pasó por la sección de España y ha participado en investigaciones internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *