El Arsenal se derrumba en España.

El Arsenal no tuvo buenos resultados durante la temporada navideña. Llegaron como líderes, pero cerraron la serie de tres partidos con una derrota (2-1) ante Fulham. Ahora se encuentran en la cuarta posición de la Premier y corren el riesgo de quedar a cinco puntos del primer lugar. Esta derrota agrava las consecuencias del tropiezo contra West Ham en Emirates y agita la Premier, que está más igualada que nunca en 22 años.
Desde la Nochevieja de 2001, no ha habido tanta presión. En aquella ocasión, Arsenal, Newcastle, Leeds, Liverpool y Manchester United estaban separados solo por tres puntos después de 20 jornadas. Ahora, Liverpool, Aston Villa, Manchester City, Arsenal y Tottenham están en la misma situación, aunque Liverpool y City tienen un partido pendiente. Los Reds jugarán contra Newcastle la noche de Año Nuevo en Anfield, antes de que se haga una pausa en la liga por la tercera ronda de la FA Cup. Allí, se enfrentarán al Arsenal, que podría quedar rezagado por cinco puntos en la liga.
“Ha sido nuestro peor partido de la temporada”, dijo Mikel Arteta. “Nuestra mentalidad debe ser mejor. No hay margen para errores cuando estás en la cima. Las dos últimas derrotas son inaceptables”, valoró el centrocampista Declan Rice. El Arsenal sufrió una dolorosa remontada a orillas del Támesis. Marcar al inicio de un partido no siempre es una buena noticia. El Arsenal lo hizo gracias a un rebote del meta Leno que Saka empujó a la red. Sin embargo, este gol despertó al Fulham y desactivó al Arsenal, superado por la presión de Palinha y Cairney, sus dos mediocentros trabajadores. Los exjugadores del Arsenal, Willian e Iwobi, se convirtieron en los impulsores del mexicano Raúl Jiménez. El Fulham controló y manejó el partido con pasión y fútbol, poniendo en aprietos a su rival, especialmente por los costados donde los defensores White y Kiwior se vieron superados.
A los 30 minutos, el Fulham empató con un contraataque desde la intensidad defensiva que culminó Jiménez y permitió el remate de Decordova tras un saque de esquina. Con desventaja en el marcador, el Arsenal se vio en dificultades mientras el Fulham se agrupaba cerca de su área para evitar espacios. La estrategia del Arsenal se basó en buscar a Saka para generar opciones desde el flanco derecho. Esta situación reactiva el debate sobre si el equipo necesita un delantero de clase mundial que esté a la altura de lo que se genera. En el partido contra el Fulham, ni Nketiah ni Gabriel Jesus ofrecieron soluciones en el área. Ningún jugador del Arsenal está entre los 15 máximos goleadores de la liga. Saka, un extremo, es el máximo goleador del equipo y celebró su sexto gol en Craven Cottage. Nketiah lleva cinco goles, mientras que Gabriel Jesus suma tres.
El Fulham tuvo la oportunidad de sentenciar el partido antes del final. Andreas Pereira estrelló un tiro libre en el larguero y David Raya le negó un gol a Cairney. En las últimas tres jornadas, el Arsenal solo ha sumado un punto y solo ha ganado un partido de los últimos cinco que ha disputado. Ahora está en la cuarta posición, solo un punto por encima del Tottenham, que frenó la extraordinaria racha del Bournemouth con una victoria de 3-1.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *