El apoyo del jefe de la Guardia Urbana a la circulación de patinetes eléctricos con matrícula en España.

El intendente mayor de la Guardia Urbana de Barcelona, Pedro Velázquez, ha expresado este sábado su total apoyo a que las bicicletas y patinetes eléctricos circulen de manera segura. Durante una entrevista en la Cope, defendió que esto sería una consecuencia natural de incorporarlos a la movilidad como un elemento más, ya que están involucrados en accidentes. Cuando se le preguntó si también creía que deberían llevar matrícula, en el caso de los patinetes, consideró que al menos deberían tener seguro y matrícula para poder identificarlos en caso de cometer una infracción. Explicó que es muy difícil detener a un patinete que se va y no tiene matrícula.

El Ayuntamiento de Barcelona todavía está pendiente de la aprobación definitiva de la nueva ordenanza de circulación, que requerirá a los patinetes eléctricos llevar casco y luces. Aunque fue aprobada inicialmente en febrero, su aprobación final se pospuso antes de las elecciones, cuando originalmente debería haber estado vigente en mayo. La imposición de un seguro obligatorio para los patinetes está ganando consenso a nivel nacional, pero su regulación debería ser a nivel estatal. Luego está el tema de la matrícula, ya que en el caso de las bicicletas, los grupos de ciclistas y algunos expertos advierten que su implementación desalentaría el uso de las bicicletas. Sin embargo, los propios grupos ofrecen seguros para los ciclistas en algunos casos, como el Bicicleta club de Cataluña (BACC).

En cuanto a la movilidad en la ciudad, Velázquez destacó que Barcelona está en una transición y valoró la llegada de los patinetes eléctricos como algo positivo y práctico, siempre y cuando se utilicen de manera responsable, ya que de lo contrario, representan un alto riesgo. Los patinetes han estado aumentando su presencia en las calles de Barcelona en los últimos años y han estado involucrados en accidentes. En lo que va del año, se han registrado 700 accidentes de vehículos de movilidad personal, lo que representa un promedio de 2.1 al día. Durante una campaña específica del 4 al 11 de diciembre, la Guardia Urbana impuso 1,200 multas por comportamientos incorrectos de los conductores de patinetes (150 al día).

Velázquez argumentó que tienen la sensación de que los conductores de patinetes, no tanto los ciclistas, aún tienen una mentalidad de peatón y buscan constantemente huecos para no detenerse. No han internalizado la necesidad de detenerse en los semáforos, lo que se refleja en la cantidad de accidentes. Durante su tiempo como intendente de distrito, los encuentros con los vecinos revelaron que el conflicto más común en el espacio público era la convivencia con dueños de perros y patinetes.

El intendente mayor también expresó su oposición a que las motos circulen por los carriles bus-taxi, ya que considera que es necesario protegerlos al máximo y evitar distorsiones. Asimismo, desde el punto de vista de la seguridad, no está a favor de los carriles bici de doble sentido. Aunque reconoce que en algunas combinaciones facilitan los desplazamientos, los peatones no pueden distraerse y deben prestar atención.

Esta información se centra en Barcelona, en la política municipal de la ciudad y sus conflictos. La periodista tiene experiencia en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, y ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y tiene un Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *