Durante los últimos tres años, la Generalitat ha llevado a cabo la retirada de más de 156.000 juguetes por motivos de seguridad en España.

La Agencia Catalana de Consumo de la Generalitat ha retirado del mercado un total de 156.923 unidades de juguetes durante los últimos tres años debido a incumplimientos relacionados con la seguridad. Albert Melià, director de la Agencia, señaló que desde el 2021, Consumo ha realizado 1.641 acciones relacionadas con juguetes, de las cuales 236 han llevado a la retirada del mercado de algunas unidades. Según Melià, la mayoría de estas retiradas se deben a la presencia de piezas pequeñas o partes que pueden desprenderse, aumentando así el riesgo de asfixia.
Cuando Consumo detecta un riesgo inherente a un producto, adopta las medidas necesarias, que pueden incluir la recolección de muestras y su análisis en laboratorios acreditados. En casos de incumplimientos no graves pero enmendables, se puede ordenar la inmovilización temporal y la prohibición de la comercialización. En casos de incumplimientos graves e irreparables, se procede a la retirada definitiva del mercado o al decomiso y destrucción de todas las unidades.
Algunos de los juguetes con mayor número de unidades retiradas en los últimos años son el slime (92.500 unidades), una pelota blanda con material de relleno (5.667 unidades) y un disfraz infantil de pirata con sustancias volátiles (1.814 unidades).
Para evitar incidentes relacionados con los juguetes, Consumo recomienda escoger productos adecuados para la edad del niño, seguir las instrucciones del fabricante, valorar el aspecto educativo de los juguetes y evitar aquellos que puedan causar adicción o contengan contenido violento.
Además, la Agencia Catalana de Consumo ha lanzado una campaña llamada “Esta Navidad, consumo con cabeza” para fomentar la compra reflexiva, evitar compras impulsivas y generar conciencia sobre los efectos y consecuencias de las decisiones de compra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *