Después de casi 15 meses en prisión, España ve liberado a Sánchez Cogedor por parte de Irán

La Embajada de la República Islámica de Irán se alegra de informar que Santiago Sánchez Cogedor, el único ciudadano español encarcelado en Irán, ha sido liberado. Su liberación se lleva a cabo en el marco de las relaciones amistosas e históricas entre ambos países y en cumplimiento de las leyes. 🇮🇷🇪🇦

Los padres de Santiago, Celia y Santiago, junto con el resto de la familia, recibieron con alegría la noticia de la liberación de su hijo el 31 de diciembre y reconocieron a EL PAÍS que esperaban que ocurriera desde agosto pasado, por lo que la espera se hizo interminable. Sin embargo, su madre agregó que han hablado con Santiago con frecuencia y saben que está bien de salud, aunque aún no han recibido la confirmación de su liberación por parte de las autoridades españolas. A primera hora de la noche del domingo, su madre confirmó a la agencia Efe que Santiago ya había sido trasladado a la Embajada española en Teherán, donde estaba realizando los trámites necesarios para regresar lo antes posible a España.

Aunque el Ministerio español de Asuntos Exteriores no había confirmado todavía en la mañana del lunes la liberación del ciudadano español, la Casa del Rey confirmó y celebró su liberación con un breve mensaje en la red social X: “Santiago Sánchez Cogedor ha sido liberado en Irán. Celebramos su regreso a España para el Año Nuevo”.

Santiago Sánchez Cogedor ha sido liberado en Irán. Celebramos su regreso a España para el Año Nuevo.

Santiago Sánchez Cogedor fue arrestado el 2 de octubre del año pasado después de visitar en Saqqez, en el Kurdistán iraní, la tumba de Mahsa Amini, una joven que murió mientras estaba bajo custodia de la policía de la moral por no llevar correctamente el velo, lo que provocó una ola de protestas que fueron reprimidas violentamente, dejando al menos 500 muertos y 17 condenados a muerte. La activista gallega Ana Baneira Suárez también fue arrestada por participar en una de esas protestas, pero fue liberada en febrero pasado, mientras que Sánchez Cogedor permaneció encarcelado.

El aventurero madrileño partió el 8 de enero de 2022 de San Sebastián de los Reyes (Madrid) con el objetivo de recorrer los 6.800 kilómetros que separan la capital española de Qatar a pie, con la intención de asistir a la Copa Mundial de fútbol que se celebró del 20 de noviembre al 18 de diciembre de ese año. Después de fotografiarse frente a la tumba de Mahsa Amini, fue acusado por el régimen iraní de espionaje, aunque nunca se presentaron cargos formales en su contra.

Durante el año que ha pasado encarcelado, el Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha mantenido varias conversaciones con las autoridades iraníes en las que ha insistido en que la detención de Cogedor carece de justificación y que debería ser liberado de inmediato. Su caso era similar al de decenas de europeos que Teherán mantenía detenidos sin someterlos a juicio, lo que fuentes diplomáticas consideran como una forma de chantaje para presionar a la Unión Europea a suavizar las sanciones impuestas al régimen islámico. La liberación se produce en un momento en que España ha sido señalada como uno de los países europeos más firmes en exigir un alto el fuego permanente a Israel para frenar la catástrofe humanitaria en Gaza.

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. También trabajó en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *