Cómo conseguir una cosecha exitosa

Si los agricultores tuvieran una bola de cristal, la mayoría estaría de acuerdo en plantear dos preguntas fundamentales: ¿Cuándo estará lista la cosecha? ¿Cuál será la cantidad producida este año? En el campo, el momento óptimo de madurez de las frutas y verduras, así como el volumen de la cosecha, son variables difíciles de predecir debido a múltiples factores que escapan al control del agricultor. Estos factores son los que el equipo de RawData analiza inteligentemente mediante inteligencia artificial para realizar pronósticos. Este servicio es uno de los más solicitados por los 2.500 usuarios de esta start-up, cuyos ingresos alcanzaron los 700.000 euros este año y que también ofrece herramientas adicionales, como el registro de jornada laboral en el campo o el cuaderno de campo digital, con el objetivo de mejorar el rendimiento de las empresas agrícolas.
La compañía se originó en la universidad. Surgió como un Trabajo de Fin de Máster (TFM) de Albert Duaigües y David Olmo, quienes se conocieron durante sus estudios especializados en big data en Barcelona en 2017. Ambos provienen de familias vinculadas a la agricultura y eran conscientes de que uno de los principales desafíos en el campo es anticipar el volumen de producción y la madurez de cada cosecha. Decidieron centrarse en este tema para su tesis y los resultados fueron prometedores. En 2018 fundaron RawData y en 2019 obtuvieron sus primeros ingresos. Sin embargo, también se dieron cuenta de que muchas empresas agrícolas a las que se dirigían aún estaban en etapas iniciales de digitalización.
“Vimos que nuestra propuesta tenía valor, pero no era el momento adecuado”, señala Duaigües. Por lo tanto, decidieron realizar un cambio de enfoque sin dejar de ofrecer su servicio principal. Se centraron en desarrollar una plataforma integral que permitiera a las empresas digitalizar todas sus operaciones. Mientras trabajaban en esto, recibieron una invitación para participar en un proyecto que enfrentaba otro desafío común en el sector. “En momentos específicos, las empresas necesitan contratar a muchos trabajadores y a veces las personas que se contratan desde las oficinas no son las mismas que finalmente trabajarán en el campo. Esto genera una suplantación de identidad inesperada y puede causar problemas de seguridad e inspección laboral”, explica el emprendedor. Por lo tanto, desarrollaron una herramienta que funcionaba bien mediante el reconocimiento facial. Además, complementaron esta utilidad con información en tiempo real para saber en qué finca se encuentra el trabajador en cada momento, qué tarea está realizando y también llevar un control de horarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *