Collboni garantiza que la construcción de vivienda pública en Barcelona se llevará a cabo en las áreas de la Marina, la Sagrera y el distrito 22@.

El alcalde Jaume Collboni ha afirmado este miércoles que en Barcelona aún existen áreas donde construir viviendas “protegidas y libres” para solucionar el problema de la vivienda en la capital catalana. “El barrio de la Marina del Prat Vermell es un ejemplo, al igual que el área norte del 22@ o la Sagrera-Bon Pastor. Son áreas en las que incluso tendremos que construir calles, pero nuestros esfuerzos se centrarán en estos tres puntos para evitar que la vivienda sea la principal fuente de desigualdad en la ciudad”, resumió el alcalde en una conferencia de prensa, donde anunció la finalización de 750 viviendas públicas que se entregarán a sus inquilinos entre este mes y abril próximo. 585 de las viviendas construidas son de alquiler social, mientras que el resto se asignan en un régimen de derecho de superficie.

Al preguntarle sobre el futuro de la reforma urbanística impulsada por Ada Colau y que obliga a los promotores a destinar el 30% de las viviendas de edificios de más de 600 metros cuadrados a vivienda social (en nueva construcción o grandes rehabilitaciones), Collboni afirmó que está a la espera de un informe que está redactando la experta en vivienda Carme Trilla. A pesar de ello, el alcalde insistió en que la medida de Colau “no ha funcionado” y se mostró partidario de reemplazar la norma por un impuesto, con el dinero recaudado permitiría al Ayuntamiento construir más viviendas públicas.

El alcalde aseguró que su objetivo principal es “movilizar toda la tierra posible” y recordó que una de las primeras medidas de su gobierno fue ofrecer a la Generalitat 27 solares municipales para que el Incasòl construya 1.764 viviendas públicas.

En la precampaña, el PSC anunció un cheque de 1.500 euros para jóvenes menores de 30 años que se independicen y puedan comprar muebles. También prometieron una bonificación de hasta 500 euros en el alquiler de viviendas que se vuelvan a poner disponibles en el mercado. Collboni afirmó que tiene la intención de llevar a cabo estas medidas, pero depende del apoyo que pueda obtener para pactar los presupuestos.

La construcción de los 750 pisos de promoción pública que se están entregando ahora ha supuesto una inversión de 111.399.810 euros y se encuentran repartidos en diferentes promociones en la Marina del Prat Vermell, Sants-Montjuïc, las casas baratas del Bon Pastor y las casernas del distrito de Sant Andreu. Con estas viviendas, el parque público municipal se ha incrementado en 12.300 viviendas.

En Sants-Montjuïc se han construido dos grandes promociones de 180 viviendas, una de tres bloques en la calle Cal Cisó y otro edificio en la calle Ulldecona. En Horta-Guinardó, en el barrio de la Clota, se ha levantado una promoción de 105 viviendas en la avenida del Estatut de Catalunya. En Nou Barris se ha construido un edificio de 31 viviendas en la avenida del Escolapi Càncer de Torre Baró. También se han construido 67 viviendas bajo el régimen de derecho de superficie durante 75 años en la calle Palamós. En el distrito de Sant Andreu hay cuatro promociones con 345 viviendas y en Sant Martí 18 en la supermanzana de Poblenou.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *