Barcelona se sitúa a la vanguardia en cuanto a inversión en servicios sociales entre las principales urbes de España

Entre las grandes ciudades españolas, Barcelona es la que destina la mayor parte de su presupuesto a los servicios sociales. De hecho, se encuentra en la cuarta posición entre todas las ciudades analizadas, solo superada por Alcalá la Real (Jaén), Baza (Granada) y Llanos de Aridane (La Palma). Esta información ha sido publicada en la séptima edición del análisis de presupuestos municipales realizado por la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, que tiene en cuenta los municipios con una población de más de 20.000 habitantes.
La entidad utiliza criterios de excelencia social para elaborar este ranking. Estos criterios incluyen un gasto en servicios sociales superior a 151,31 euros por habitante al año, no disminuir el presupuesto en comparación con ejercicios anteriores, destinar al menos el 10% del presupuesto total a servicios sociales y tener transparencia financiera. Los datos utilizados corresponden a la liquidación del año 2022 y demuestran que solo 37 ayuntamientos de los 404 municipios españoles de más de 20.000 habitantes han alcanzado niveles de excelencia. Entre estos municipios, destacan solo tres capitales de provincia: Barcelona (que en el momento del estudio estaba gobernada por el partido político de Ada Colau), Granada y Santa Cruz de Tenerife.
La entidad denuncia que solo 3,4 millones de españoles pueden beneficiarse de los ayuntamientos que invierten de manera excelente en servicios sociales.
La comunidad autónoma que cuenta con el mayor número de municipios que realizan inversiones económicas de “excelencia” es Andalucía, con 16 ayuntamientos, seguida por Cataluña con seis, la Comunidad Valenciana con cuatro, el País Vasco con tres, y Baleares y Canarias con dos. Aragón, Castilla-La Mancha, Galicia y Murcia cuentan con un municipio cada uno. En cambio, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Navarra y Madrid no tienen representación en este ranking.
El informe también destaca otros dos municipios de Barcelona que han aumentado significativamente su inversión en políticas sociales y han alcanzado niveles de excelencia. Por un lado, Santa Coloma de Gramenet, que en 2019 invertía 129,22 euros por habitante al año y cerró el año 2022 con una inversión de 208,04 euros por habitante al año. Por otro lado, Vilanova i la Geltrú, que en 2019 invertía 83,12 euros por habitante anualmente y cerró 2022 con un gasto de 170,69 euros.
En cuanto a los ayuntamientos con una inversión económica deficiente en servicios sociales, la entidad los define como aquellos que invierten menos del 60% de la mediana de gasto, establecida en 56,74 euros por habitante al año. Entre estos ayuntamientos destaca Roses (Girona), donde el gasto medio es de 55,65 euros. De los 37 municipios con la menor inversión en este tipo de servicios, Roses se sitúa en la posición 33. Los únicos municipios que invierten menos que este ayuntamiento de Girona son Manacor (Mallorca), Alcorcón (Madrid), Algete (Madrid) y Camargo (Cantabria).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *