Así se espera que sea la economía global en 2024, el año marcado por las “D”: un ritmo más lento, una reducción de la inflación, un aumento de la deuda y una disminución de la globalización.

En su último libro, La crisis del capitalismo democrático (Deusto), Martin Wolf explica las dos razones por las que ha decidido adoptar una perspectiva pesimista: de esta manera, la mayoría de las sorpresas resultan agradables, y, en segundo lugar, porque ha cometido sus mayores errores debido a un exceso de optimismo, tanto en el comportamiento financiero como en el de los electorados. Esta lógica bien podría aplicarse a lo sucedido con las predicciones de los expertos para 2023…

Editorialista de EL PAÍS. Especialista en relaciones internacionales, geopolítica y economía, ha cubierto reuniones del FMI, de la OMC o el Foro de Davos. Ha trabajado en Gaceta de los Negocios, en comunicación del Ministerio de Economía (donde participó en la introducción del euro), Cinco Días, CNN+ y Cuatro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *