Alianza político en el Parlament de Cataluña busca abolir la limitación de tiempo para perseguir los delitos sexuales graves cometidos contra menores.

Frente común en el Parlament de Cataluña para eliminar la prescripción de los delitos sexuales que afectan a menores de edad. Los grupos de PSC, ERC, Junts y comunes han presentado conjuntamente este martes una propuesta de ley para reformar el Código Penal y garantizar que los casos más graves de pederastia no queden impunes debido al paso del tiempo. La modificación legal se aplicaría a aquellos delitos que conllevan una condena de prisión superior a 5 años. La iniciativa, aún pendiente de debate y aprobación en el Parlament, es una declaración de intenciones y no tiene efectos vinculantes. Será enviada al Congreso de los Diputados, donde deberá aprobarse definitivamente el cambio en el Código Penal. Además de la imprescriptibilidad en los casos graves, la propuesta de los grupos también plantea ampliar el plazo de prescripción de los delitos considerados menos graves hasta los 45 años.

Víctimas de la pederastia han celebrado este martes la iniciativa presentada con el respaldo de las cuatro formaciones en el Parlament. Según ha recogido la agencia Efe, el activista y víctima de abusos Miguel Hurtado, quien destapó los abusos sexuales a menores en el monasterio de Montserrat (Barcelona), ha valorado positivamente la propuesta: “Por fin hay una institución que nos escucha”. “Hoy es un día muy especial, muy emotivo y muy simbólico para todas las víctimas y sobrevivientes de delitos de pederastia en Cataluña y España”, ha enfatizado Hurtado, quien ha señalado que las asociaciones de víctimas acudieron al Parlament, a pesar de que no tiene competencias en esta materia, tras el “rechazo” que encontraron en el Congreso. “Esta ley no tiene efecto retroactivo, no nos beneficiamos. Hemos estado luchando durante años por una ley que no resuelve nuestra vida, pero podremos dormir más tranquilos sabiendo que en el futuro, a partir de su aprobación en el Congreso, los niños españoles estarán un poco más protegidos”, ha subrayado. Raquel Sans, portavoz de Esquerra, ha destacado que se trata de “un día de felicidad”, pero ha hecho referencia explícita al hecho de que, aunque se apruebe la reforma legal, hay casos que no podrán ser revisados. Sans ha indicado que no se pretende “crear expectativas falsas”.

Hurtado ha enfatizado la importancia de la imprescriptibilidad, destacando que la evidencia científica ha demostrado que los abusos sexuales son un delito “muy particular”, ya que “no hay ningún otro en el que las víctimas tarden décadas en ser capaces de recuperarse del trauma y denunciar lo que les ha sucedido”.

La propuesta, fruto de la comisión de investigación del Parlament sobre la pederastia en la Iglesia, está presente en otros países como Francia y Portugal, en respuesta a una demanda de las asociaciones de víctimas de abusos.

A pesar de contar con el apoyo de cuatro grupos, la iniciativa necesitará obtener más apoyos para poder prosperar en el Congreso. “Será necesario colaborar con otros grupos”, ha destacado Susanna Segovia, portavoz adjunta de En Comú Podem en el Parlament. “Estamos bastante convencidos de que se puede alcanzar una mayoría”, ha pronosticado Segovia.

Anna Grau, portavoz de Ciudadanos en el Parlament, se ha distanciado de la proposición: “No avanzaremos con medidas populistas”, ha afirmado, “para evitar repetir el ridículo de la ley del solo sí es sí”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *