Aceptando la realidad de quedarse en el norte de Gaza: “Estamos haciendo todo lo posible para sobrevivir”

Después de escapar de casa en casa durante semanas en busca de seguridad que nunca llegó, Kayed Hammad, de 60 años, se ha resignado a quedarse en el norte de Gaza. A pesar de tener que alimentarse de legumbres remojadas debido a la falta de gas butano para cocinar, Kayed afirma: “No quiero ir al sur. No voy a repetir lo que hicieron mis padres en 1948 en el año 2023. Prefiero morir aquí. Además, había gente muriendo en el camino al sur” (según sus mensajes de voz enviados cuando puede cargar su móvil y funciona…).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *