A los neerlandeses les encanta los fuegos artificiales: un negocio lucrativo (y cada vez más riesgoso) en la nochevieja

En Nochevieja, los ciudadanos neerlandeses se dividen en tres grupos: los que celebran la llegada del año nuevo con fuegos artificiales, aquellos que disfrutan del espectáculo a distancia y quienes soportan el ruido que generan. El uso de fuegos artificiales es uno de los pasatiempos más arraigados en los Países Bajos durante estas fechas, en 2022 se vendieron pirotecnias a particulares por valor de 110 millones de euros. En 2019, antes de la pandemia, las ventas ascendieron a 77 millones de euros. Desde el punto de vista comercial, esta operación es un éxito para los comerciantes y los importadores. Sin embargo, el inconveniente se encuentra en el consumo masivo…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *